Noticias Destacadas
Inicio / México / Bachillerato Tecnológico, una propuesta
Bachillerato Tecnológico, una propuesta

Bachillerato Tecnológico, una propuesta

Hablando en Serio

“Bachillerato Tecnológico, una propuesta”

El bachillerato tecnológico pone el énfasis en “tener” una especialidad tecnológica al terminarlo ¿Y si cambia de opinión el alumno?, ¿y si su vocación es otra?, ¿y si no quiere ser empleado?…

Desde el punto de vista educativo hay cuatro áreas propedéuticas que sustentan el poder seguir estudiando una licenciatura o ingeniería: Económico-administrativas, físico-matemáticas, químico-biológicas y humanidades; al día de hoy, no todas las tienen todos los planteles de bachillerato, por lo que, si un alumno quiere desarrollarse en las áreas químico-biológicas y no se tiene la especialidad en el plantel del pueblo o de su colonia, o se friega estudiando lo que le ofrezcan, con un alto riesgo de abandono o se busca otra escuela, seguramente más lejos y con problemas varios, empezando por horarios, costo y transporte.

La buena noticia, a medias, es que el Sistema Nacional de Bachillerato (SNB), en su acuerdo 442, fundamenta la necesidad de tener un Marco Curricular Común (MCC), es decir, conduce a los bachilleratos “certificados” en el SNB a tener un tronco común en el área propedéutica que sustente el aprendizaje del alumno de manera similar durante 4 semestres y que le permita en el quinto y sexto semestre definir un área disciplinar que conduzca sus estudios hacia lo que considera su interés o vocación, con una orientación para capacitarle para el sector empresarial, para ser empleado… Digo, buena noticia a medias, porque en mi opinión, la educación en México debería poner énfasis en el emprendedurismo y no en “construir” empleados u obreros para un modelo económico abusivo y depredador que ya probó su ineficacia… Mi respeto para todos los trabajadores, obreros y empleados mexicanos, pero mi sueño y aspiración, es que la gente trabaje para sí en su área de especialidad, sin depender de un patrón, como lo hace el carpintero o el herrero independiente, o el agricultor y el comerciante que de su trabajo viven y con su trabajo sustentan vidas productivas donde, al ser sus propios patrones, como hombres libres pueden alcanzar su plenitud y por ende la felicidad. No digo que el empleado u obrero no pueda ser feliz, pero no tengo duda que al no depender de un jefe o patrón, se tienen más oportunidades, lo que traería como consecuencia ciudadanos plenos que permitirían formar familias más estables (sin estrés y frustración) y una sociedad más satisfecha para construir un mejor país con más igualdad y justicia.

En resumen; en mi opinión enfatizar la educación para el emprendedurismo, para que la gente libremente con sus capacidades y habilidades pueda poner su empresa, taller o negocio y así obtener sirviendo, lo necesario para vivir, debería ser el camino; por eso una de mis propuestas para los bachilleratos tecnológicos, es poner empresas en lugar de talleres, para que los jóvenes reciban, como los aprendices de la edad media, una educación integral respecto a cómo se administra, construye y opera un negocio en todas sus facetas; desde el abasto, control, almacenamiento, contabilidad, diseño de productos, imagen, producción, control de calidad, búsqueda o construcción de mercados, venta y cobranza, hasta la innovación, desarrollo de productos y enlace social de la empresa con la comunidad. En adición, esto daría autonomía financiera a los planteles, ya que las ganancias, al no tener accionistas o dueños, se reinvertirían en instalaciones educativas e investigación regional… Por eso afirmo, el bachillerato tecnológico debería tener como esencia educar y capacitar para formar emprendedores, mexicanos que con su trabajo e inventiva apoyen el desarrollo de México; en lugar de educar para proporcionar mano de obra barata al inversionista nacional o extranjero… De porque en zonas rurales los DGETA´s y los CECyTE´s, para salvaguardar la autosuficiencia alimentaria y la soberanía deberían ser uno, hablaré en otra ocasión… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube