Noticias Destacadas
Inicio / Mundo / Calidad de Vida
Calidad de Vida

Calidad de Vida

Hablando en Serio

“Calidad de Vida”

El desarrollo social tiene como objetivo el bienestar social que en el fondo es calidad de vida…Santiago_Heyser_ElOportuno

En el correcto planteamiento de un problema, está su solución: Gadamer.

La ONU vincula el desarrollo social al desarrollo económico, es más, la línea de pobreza tiene como medida el ingreso; aquel que no gane cuando menos dos dólares al día, está jodido, dicen los que saben,… o creen saber ¡Difiero!

Estoy convencido de que quién tiene para comer sano y agua potable, no es pobre, aún viviendo en casa de lámina o de cartón ¡No!, no es que esa sea una aspiración, pero, medir la calidad de vida por el ingreso es una forma de deshumanización que nos aleja del Ser y del sentido que tiene la vida para un humano y nos acerca al modelito de consumo que hoy vivimos y que conduce a la humanidad al precipicio que vislumbra la debacle. La calidad de vida debería medirse por la sonrisa de cada persona.

Para exhibir el divorcio entre la vida, la economía y el estúpido modelo socio-económico con el que estamos viviendo, cito a Julio Boltvinik:La economía moral es convocada a existir como resistencia a la economía del “libre mercado”: el alza del precio del pan puede equilibrar la oferta y la demanda de pan, pero no resuelve el hambre de la gente.”

La semana pasada escribí que el desarrollo social debería ser divertido, es más, que la vida en sí debería ser divertida porque esa es nuestra naturaleza; y es que estoy convencido de que para vivir bien no se necesita el dinero, lo que se necesita, una vez cubierto lo básico, cito: alimento, salud, techo, vestido, educación… lo que se necesita es estar contento, vivir en forma divertida, regresar a nuestros orígenes, a cuando éramos niños ¡La vida debe ser un juego que tomamos en serio!, pero un juego en sí. En ese sentido, el desarrollo social que en esencia es la búsqueda de calidad de vida, debería tener como objetivo central que la gente sea feliz, no solo al resolver sus problemas materiales y/o alcanzar sus aspiraciones, sino durante el proceso de hacerlo, porque cuando uno trabaja o lucha por alcanzar mejores niveles de bienestar, se está viviendo y la vida debe ser, insisto, divertida. Algo así como la emoción que produce el construir algo, que aunque no se tenga, nos genera bienestar y alegría el pensar en tenerlo (ese es el truco de un rompecabezas o de un juguete de armar); en otras palabras, cuando el ser humano tiene esperanza, vive bien y puede ser feliz aún dentro de sus carencias; de ahí que el desarrollo social debe ser esperanzador, y la mejor manera que conozco para generar esperanza es que esté en las propias manos el lograr lo deseado porque eso gratifica y da certeza; por eso el desarrollo social debe involucrar al sujeto del desarrollo para que haga suyo el objetivo y aporte el esfuerzo para lograrlo, lo que le traerá esperanza y con ello calidad de vida, no solo al alcanzar lo deseado, sino durante el proceso de obtenerlo… Lo sé, suena a la emoción o alegría que produce la expectativa de un obsequio en navidad, cuando aún estamos en julio ¡Pues sí!, a eso suena y eso es, ya que la expectativa o esperanza es un poderoso motivador acorde con nuestra humana naturaleza, en otras palabras: Así funcionamos los humanos, de ahí la necesidad, por sentido común y orientación humanista, de alinear el desarrollo social a la felicidad sustentada, desde un inicio, en la esperanza que se reafirma con el avance que se logra con el propio esfuerzo, lo que da certeza de que el objetivo que se busca se alcanzará, ya que depende de uno y eso da evidencia y retroalimenta la motivación para un mayor esfuerzo; en adición, no creo que haya mayor satisfacción que el logro que se alcanza con el propio esfuerzo, con el trabajo.

Resumiendo: El Objetivo del desarrollo social es lograr calidad de vida, no dinero. La Estrategia es lograr la sinergia del trabajo conjunto de las instituciones de desarrollo social (gobierno) con el sujeto, y La Táctica lograrlo a través de la participación activa del sujeto donde el motivador es la alegría de hacer las cosas motivados por la esperanza de un logro, lo que en si trae calidad de vida. Resumen: no esperamos a mañana para tener calidad de vida, empecemos desde hoy haciendo las cosas con sentido y de forma inteligente… ¡Así de sencillo!

Afectuosamente

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube