Noticias Destacadas
Inicio / Corrupción México / Candidato del PAN vinculado a la compra de departamento en Nueva York por 58 millones de dólares
Candidato del PAN vinculado a la compra de departamento en Nueva York por 58 millones de dólares

Candidato del PAN vinculado a la compra de departamento en Nueva York por 58 millones de dólares

Por Pablo Ferri

La cadena Univisión publica un audio en que Miguel Angel Yunes, contendiente del PAN a la gubernatura de Veracruz, discute con su hijo la operación.

Miguel Ángel Yunes, candidato de consenso de la derecha y la izquierda en Veracruz, estado del golfo mexicano, ocupa este martes buena parte de los noticieros por un audio en que su hijo le habla de una transacción millonaria, la compra de un departamento de 58 millones de dólares en Nueva York.

 

 El audio, difundido por la cadena Univisón, recoge la conversación entre Omar Yunes, de 38 años y su padre. Omar le dice: “Es la 55, entre Park y Lexington. El precio de venta. Tienen dos ofertas ellos ahorita: 55 y 58. Obviamente, pues se irían por la de 58. Entonces al menos habría que igualar eso. Y la única diferencia entre la nuestra y la de ellos es que actualmente ese inmueble está rentado. Están rentados dos de los inmuebles y dos que son de un mismo dueño los usan ellos para oficinas personales. Olvídate que esté bien el mercado o no, al menos sí generaría una rentita”.

El candidato, que ya perdió las elecciones en 2010 en favor de Javier Duarte, compite ahora contra su primo Héctor Yunes. Preguntado por el audio de Univisión, Héctor Yunes ha dicho: “Yo no entiendo que en circunstancias muy similares, haya una impresionante riqueza de su parte y de la mía, un patrimonio normal para que alguien que ha trabajado en esos cargos”.

Miguel Ángel Yunes ha explicado por su parte a EL PAÍS que su hijo “es un joven que no tiene vinculo con la politica. El se dedica a los negocios desde los 19 años. Una de sus activiades es la de developer, él busca inversionistas”. Según Yunes, Omar le llama para explicarle la operación, como cualquier hijo le consulta a un padre, pero que él no participa de nada. “Cuando tiene algun tema relevante me lo platica, igual que yo le platico a él. Simplemente le escucho. Y luego, el negocio no se llevó a cabo. Esto para él era un gran orgullo. Lo escuché y me dio mucho gusto escucharlo. Un año estuvo trabajando en eso y al final desafortunadamente no pasó”.

Yunes ha explicado que la llamada es de hace tres años y achaca la filtración a la “guerra sucia” del PRI, ya que él va arriba en las encuentas. Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, no ha contestado las llamadas de EL PAÍS.

A dos meses de las elecciones para gobernador, Yunes aspira a desalojar al PRI de la gubernatura de Veracruz por primera vez. Se da la paradoja que el candidato, que contiende con el apoyo del derechista PAN y el izquierdista PRD, militó anteriormente en el PRI. Yunes fue igualmente cercano a la eterna lideresa del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo, hasta 2011. Alejado ya del PRI, director del instituto del seguro social mexicano  bajo el mandato del presidente Felipe Calderón, del PAN, Yunes y Gordillo discutieron.

Con cinco millones y medio de electores, Veracruz es un estado clave para el PRI en las eleccions de junio y también a medio plazo, de cara a las presidenciales de 2018. En los últimos meses, la entidad costera ha sido noticia en diferentes ocasiones, la última vez por el escándalo de los porkys. Hace unos meses trascendía la historia de Daphne Fernández, una joven que habría sido violada por un grupo de jóvenes adinerados del estado, los porkys. El escándalo no nace en sí de la presunta violación, sino de la desidia de las autoridades para actuar: los presuntos violadores tuvieron incluso tiempo para escapar del país.

Antes, en enero, la sociedad mexicana atendía ojiplática a la desaparición de cinco jóvenes a manos de policías estatales en el pueblo de Tierra Blanca, un caso que recordaba al de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por el vínculo entre delincuentes y agentes de la ley. Mientras tanto, la auditoría federal señalaba un desvío de fondos en el estado cercano a los 15.000 millones de pesos, solo respecto a 2014.

Durante semanas, el cargo del gobernador Javier Duarte pendió de un hilo. Incluso el presidente de su partido, Manlio Fabio Beltrones, llegó a exigir a Duarte que explicara a dónde había ido a parar el dinero que señalaban los auditores.

Yunes dice que todo este asunto del departamento no es más que una campaña orquestada por el PRI, sus viejos aliados, para acabar con él.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube