Noticias Destacadas
Inicio / México / Corrupción institucional
Corrupción institucional

Corrupción institucional

Hablando en Serio

“Corrupción institucional”

En tanto el actual alcalde de Celaya, Ismael Pérez Ordaz no recuerda a quienes le pidieron “mochada”, lo que por omisión lo convierte en cómplice; la exalcaldesa, Rubí Laura, pagaba “comisiones” con dinero público, como si fuera propio…

¡Corrijo!, la ex alcaldesa Rubí Laura no pagaba “comisiones” con dinero público como si fuera propio; pagaba las comisiones con dinero público, que por no ser propio, dilapidó en forma inmoral y cínica; porque si hubiera sido propio seguro estoy lo hubiera gastado con más responsabilidad; investigaremos si lo hizo en forma legal… En tanto, por este conducto exhorto al alcalde Pérez Ordaz a que reflexione y no confunda dos palabras: Lealtad y Complicidad, la lealtad se da en valores de verdad, la complicidad en la mentira, el fraude el cochupo la tranza y demás linduras que acostumbran manejar con destreza muchos de nuestros políticos y gobernantes, callar los nombres de políticos y empresas relacionadas con el “intento” de fraude (o fraude con descuento especial) al erario de Celaya, no es lealtad a un partido (al que no se pertenece), ni a correligionarios (a menos de que se sea parte del grupo criminal), ni a un amigo (a menos de que se sea amigo de ladrones), por ello es importante entonces que Ismael, a quien considero un buen hombre, como buen cristiano recuerde que en la religión católica existe el pecado de omisión, mismo que se comete cuando no se hace lo correcto y aproveche para honrar su bandera de “candidato y alcalde ciudadano” y actúe en consecuencia no siendo “tapadera” de los corruptos que abusando de la ventaja que da el que los partidos nombren a los candidatos y que en consecuencia no sean los mejores ciudadanos quienes llegan a puestos de “representación” (entrecomillas lo de representación, porque la mayoría de estos vividores no representan al pueblo, sino a sus intereses, a los de su “tribu” o a los de su grupo, partido o pandilla)… Decía que es importante que Ismael exhiba la corrupción y a los corruptos y que no sea a través de una filtración de una grabación como los ciudadanos nos damos cuenta del lodazal en el que se bate la administración pública en Celaya, que deja de ser administración pública cuando lo que se gestiona es la repartición del dinero del pueblo para determinar en qué porcentajes y en los bolsillos de quienes terminará… ¡Así de sencillo!

Cambiando de tema y ahora comentando el drama que vivimos en tierras michoacanas, respetuosamente señalo que el Comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo, al igual que el gobierno federal, se equivocan si piensa que la guerra de los Autodefensas es contra Los Caballeros Templarios. La guerra de los Autodefensas es contra la corrupción institucional, contra la podredumbre del gobierno estatal en Michoacán y sus alianzas con funcionarios federales y con militares corruptos que permitieron que Los Caballeros Templarios sentarán sus reales como si estuvieran en su casa y que, ante la complicidad y omisión de “pseudo autoridades”, se dedicaran a secuestrar, extorsionar, matar y violentar a la ciudadanía, a las familias y a sus mujeres.

Mientras el Señor Castillo fustiga a quienes portan armas prohibidas o se luce con la detención del Tío Nicho o la firma de un acuerdo de desarme que nadie respeta, o empieza a registrar a quienes, desesperados por no tener empleo, hasta aceptan ser policías rurales bajo el mando del ejército; la cloaca de la corrupción se destapa en otro sector en Michoacán al descubrirse “irregularidades” (léase tranzas) en las licitaciones del sector salud ¿Entenderán los nuevos gobernantes en Michoacán (los anteriores no tenían ni idea o eran cómplices), que la corrupción en el gasto público, en la asignación de obra y de contratos y en las adquisiciones de todo tipo, son parte del problema de corrupción institucional que están combatiendo los Autodefensas? Porque si no lo entienden y creo que no porque veo tranquilitos y campantes a Fausto Vallejo y a Jesús Reyna, seguros con el hueso ¡Perdón!, con la chamba, como veo feliz como lombriz al Sr. Romero Deschamps con el apoyo y apapacho presidencial; entonces no alcanzan a comprender que este asunto de los Autodefensas no tiene fin, y lo estamos viendo en varios estados de la república. Y es que para bien o para mal, la ciudadanía que acierta al considerar que es lo mismo que nos robe un alcalde cómplice o un policía corrupto a que le despoje un delincuente, un secuestrador o un extorsionador, ya entendió que el camino, si no se corrige la corrupción de instituciones, políticos y gobernantes, es la organización social para la autodefensa.

¡Enhorabuena!, parece que el pueblo de México está despertando, mientras políticos y gobernantes cometen el mismo error que los Caballeros Templarios: regodearse en la mierda de su corrupción, pensando que son intocables… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube