Noticias Destacadas
Inicio / Derechos Humano / De drogas, drogadictos y delincuentes
De drogas, drogadictos y delincuentes

De drogas, drogadictos y delincuentes

Hablando en serio

“De drogas, drogadictos y delincuentes”Santiago_Heyser_ElOportuno

Amparo para 4 personas para portar y consumir mariguana, pero no para producir o comprar, ya que para producir, necesitan comprar semilla… ¿A quién?

El tema legalización de drogas fue puesto en agenda, esa es la buena noticia, la mala es que en el propio amparo hay una negación (ceguera) al fondo económico del tema, causa de la pandemia de la guerra entre criminales vs criminales, malandros vs gobiernos corruptos y políticos corruptos y capos vs políticos corruptos y capos de otro bando, tribu o grupo criminal; todo por el control del producto, redes de distribución y mercados nacionales y de exportación. Es decir, el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se apoya en los derechos humanos para decidir sobre la vida personal y el propio cuerpo, en cuanto no se dañe a terceros; pero no enfrenta la producción y comercio (quizás porque no se les ocurrió o no se los peguntaron, o nadie se amparó en ese asunto), fuente de los millonarios ingresos “ilegales” por los que pelean los malosos, tanto particulares como políticos y gobernantes (nacionales y extranjeros <tengo la impresión de que los güeros no quieren competencia de México en el tema del “negocio” de drogas>) motivados por la ganancia derivada de la prohibición, al tiempo que deja en un limbo jurídico la producción de la mariguana, inicio de la cadena productiva, que podría ser fuente de ingresos adicionales al presupuesto nacional; me explico, no puedes consumir libremente mariguana, si no compras la semilla, la produces, la procesas, la distribuyes y finalmente la consumes; al atacar parcialmente el dilema, en mi opinión ¡No resuelves!

Por eso propongo a los congresos estatales y nacional legislar en términos similares a los que tenemos respecto a bebidas alcohólicas, con énfasis en la protección de menores y la salvaguarda de los espacios educativos (escuelas) ¡Para proteger a nuestros hijos,… a nuestros jóvenes! Me explico: hoy, un alto porcentaje de alumnos de educación básica, principalmente secundaria, ya consumen drogas, esto, en mi opinión, derivado de la falta de supervisión amorosa de los padres, así como de su incapacidad para formar a sus hijos, asociado a una ceguera institucional que prefiere negar que resolver y la cómoda (o medrosa) evasión del tema por parte de maestros y directivos. Estos jóvenes entran a preparatoria y de forma natural o intencional, van a contaminar a compañeros que no consumen (el joven está indefenso, pues de forma natural, como ser social, busca ser aceptado por los grupos <estar in y ser cool>), atentando contra la confianza depositada por los padres al inscribir a sus hijos; ya que en estos términos, la preparatoria se convierte de facto en espacio de riesgo para los jóvenes… ¡Propuestas!: 1.- Legislar sobre drogas en términos del alcohol y bebidas espirituosas, cancelando de facto grupos criminales, algo así como trocar a Capone en Domecq (La producción y comercialización de drogas debe ser una actividad legítima controlada por el Estado, no concesiones a grupos o pandillas, no monopolios, no negocio de políticos y gobernantes o de unos cuantos cuates y parientes). 2.- Legislar para que en el ingreso a preparatoria (bachillerato), se haga examen de sangre con énfasis en detectar adicciones, enfermedades y desnutrición. 3.- Asignar presupuesto e implementar programas en preparatorias, para atender eficazmente deficiencias en estos rubros (el objetivo: construir en las preparatorias y bachilleratos ciudadanos sanos, capaces y responsables). 4.- Convertir espacios educativos en lugares libres de drogas (Cero Drogas en Escuelas) 5.- Expulsar de inmediato al alumno que consuma, posea o comercialice drogas en escuelas (separar manzanas buenas de prohibidas) 6.- Capacitar a padres como parte integral y presupuestal del funcionamiento de escuelas de Educación Media. 7.- Reforzar y especializar instituciones que atiendan a alumnos expulsados, no solo para que rehabiliten, sino para que continúen sus estudios si así lo desean. 8.- Reforzar propuestas de educación en línea (por Internet), preferencialmente de forma gratuita para alumnos con adicciones. 9.- Seguimiento al avance en la rehabilitación y desarrollo personal de enfermos con adicciones; más programas de reinserción económica y laboral. 10.- Al dejar de ser delito la producción, distribución y venta de drogas; regresar al ejército a cuarteles e invertir parte de lo recaudado fiscalmente en educación y capacitación de policías. 11.- Incrementar proporcionalmente en base a ingresos fiscales por venta de droga, los servicios de salud y su cobertura. 12.- Educar, educar y educar,… a todos, invertir en educación enfatizando la dirigida a padres de familia, maestros, niños y jóvenes respecto impacto y desventajas de cada droga, y 13.- Lo sé, es un sueño guajiro de su servidor ¡No se rían!: acabar con la corrupción institucional, de fuerzas de seguridad, de militares y de políticos y gobernantes. Los demás, los ciudadanos de a píe serán controlados por las leyes en la materia… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube