Noticias Destacadas
Inicio / Corrupción México / Devaluar equivale a robar
Devaluar equivale a robar

Devaluar equivale a robar

Devaluar equivale a robar

 

Cuando yo era chiquito y bonito, el peso estaba respaldado por las reservas en oro y plata del Banco de México, es decir, era lo mismo billete que moneda, tenían valor intrínseco y ojo, no lo podían devaluar.Santiago_Heyser_ElOportuno

De verdad, si eres nacido después de los sesentas no sabes de qué te estoy hablando, pero si estás más carcacha, sabrás que lo que respaldaba la moneda era el oro y no la palabra de gobernantes y políticos venales y corruptos; que por razones obvias, no tienen palabra.

Sobre este complejo tema, que no debería serlo pero se enreda con el lenguaje “oficial” que pretende explicar lo inexplicable, mi cuatacho, Alberto Martínez Vara, escribió algunas reflexiones bajo el título: ¿Oootra devaluación?, comparto:

“Aunque los economistas (y gobernantes) digan lo contrario, la inflación y la devaluación ni son lógicas ni son inevitables ni son provechosas, simplemente son el resultado de la corrupción.

Y estas son las transas que las originan, ejemplificadas en una mesa de póker: Somos 4 jugadores, yo soy el “cajero” que tiene las fichas y guarda el dinero de todos. Cada uno me da 100 pesos y le doy 100 fichas; Hay $400 en la caja y 400 fichas en la mesa.

Antes de empezar a jugar, tomo de la caja $50 pesos de coperacha, para botanas y tragos, cuando siempre les he cobrado $25 pesos (aumento de impuestos, luz y gasolina). Ahora solo hay $350 en la caja, pero 400 fichas en la mesa.

Más tarde llega el de la cantina y me cobra lo que me bebí ayer, tomo otros $50 pesos de la caja y se los doy (pago de endeudamientos). Nos quedan $300 en la caja y 400 fichas en la mesa.

Como mis amigos ya están medio borrachos, descaradamente tomo $50 pesos de la caja y me los guardo en mi bolsillo. (Corrupción descarada, casas blancas, aviones, viajes y moches). En la caja ya solo hay $250 pesos y 400 fichas en la mesa.

Y  ya entrados en gastos, pos pa´ cubrir mis pérdidas en las apuestas, de plano me robo 100 fichas y las pierdo todas. (Aumento de impresión de dinero y exceso de gasto). Sigue habiendo $250 en la caja, pero ahora hay 500 fichas en la mesa.

¡Ups! 500 fichas de a peso por pagar, con $250 pesos…  ¿Y’ ora que hago?

Me acuerdo de mis tiempos de economista comunistoide (o de priísta) y con cara de circunstancia les digo a mis cuates: Amigos, les aviso que hemos sufrido una terrible devaluación provocada por la caída de la economía rusa, la subida de la economía gringa y la estupidez de los ingleses al aceptar el Brexit. Y entonces lógicamente (…) por cada ficha de a peso que hay en la mesa, solo les vamos a poder dar la mitad. O sea que su mugroso peso vale la mitad y el dólar vale el doble… Por culpa de la globalización, no de nosotros.

Desde Los 60´s nos han vendido el cuento de que la inflación y la devaluación son culpa de otros, no de lo que hacemos. Si así fuera ¿entonces por qué los ingleses se devaluaron en un día, por qué los americanos se revaluaron y por qué muchísimos países ni se inmutaron? Esos son cuentos de los economistas (políticos y gobernantes) y de los casabolseros, la devaluación no se debe a causas internacionales, se debe a factores de corrupción interna (dependencia e ineficacia) en la política monetaria (y de gobierno –gasto público incluido-). 

Y en México, los responsables de la política monetaria son la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (y arriba de ellos: El Presidente, bajo supuesto control y contrapeso del Congreso cómplice)… ¡Nooo, pos por eso mismo!, el primero (SHCP) no se da cuenta de que no se da cuenta y el otro (BM), el que tiene que controlar el peso, no puede controlar ni el propio (chascarrillo biológico sobre el gordinflón)…”

Sin duda comparto la visión de Alberto, la inflación y las devaluaciones simplemente equivalen a meter la mano en tu bolsillo y robarte tu ahorro y esto, es responsabilidad de políticos y gobernantes avalados por partidos políticos, que es donde se reparten las gordas; lo que sucede y seguirá sucediendo simplemente porque somos dejados… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube