Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / El Camino a Seguir
El Camino a Seguir

El Camino a Seguir

Santiago y El Rufosantiago_rufo

“El camino a seguir”

Soy dueño de la parcela y del maíz y estoy jodido… Y allá nos lleva el modelito neoliberal, Reforma Energética incluida.

R- Auuu, mi Santias, lo sé, la cita inicial es repetición, a ver si así se la aprenden y entienden que vamos por el camino errado. Por cierto, leí dos propuestas tuyas; una publicada en tu artículo “Los Miserables”, te cito: “Construir, paralelo al modelo actual (no enfrentar ni confrontar), un modelo que permita institucionalmente allegar a los miserables, a los desposeídos, a los excluidos, a los pobres de México: infraestructura y bienes de capital para hacer realidad la propuesta bíblica: “No les des pescado, enséñales a pescar”, y así puedan transitar del sector asistencialista al sector productivo para poder vivir con la dignidad de hombres libres…” y la otra, vuelvo a citarte enfatizando los objetivos en tu artículo, “Sin Energéticos”: “El campo, la explotación racional de nuestros océanos, desarrollo humano, relaciones sociales sanas, reforzamiento de la institución “familia”, el cuidado del medio ambiente, al que la industrialización no favorece, y el humanismo como base de convivencia, deberían ser las prioridades de quienes, con pensamientos verdaderamente nacionalistas, estamos convencidos de que nuestras formas de vida deben privilegiar a las personas sobre las cosas y al ser humano sobre la ganancia. En otras palabras, ante la disparidad de fuerzas entre un humanismo sin compromisos y desorganizado y el capital, reforzado por la corrupción política e institucional; lo que nos queda a quienes pensamos que toda persona debe tener acceso a una vida digna con el fruto de un trabajo de ocho horas; es construir islas de bien vivir, como han hecho los zapatistas en Chiapas, y así, alejados de la depredación y corrupción de un modelo inoperante, que se sustenta en acabar con el planeta para producir y seguir produciendo mientras unos pocos atesoran mucho; construir núcleos humanos que volviendo a las prácticas de producción para vivir (no para acumular), respetando los recursos naturales, vivan en concordancia con nuestra humana naturaleza projimal…”

Llama mi perruna atención que en tanto en uno propones construir “islas” sociales y económicas para enfrentar el neoliberalismo y la explotación humana desde grupos comunitarios; en el otro hablas de construir instituciones para dotar a los pobres de infraestructura y bienes de capital para incorporarlos a las ventajas de la globalización, sin que pierdan su dignidad de personas ni su libertad de hombres y mujeres emancipados ¿No hay contradicción?

S- No desde mi personal punto de vista, mi Rufo; en mi opinión, es tan grande el deterioro que tiene la humanidad, México incluido, y es tan inhumano el trato que damos a nuestros semejantes, que un camino ¡Diciendo no al consumo y a la acumulación!, es el de construir comunidad e islas de auto subsistencia privilegiando el trato projimal, la institución familia y la calidad de vida, incluyendo el cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales; lo que no se contrapone ni descarta el que, como agujas en un pajar, existan y encontremos políticos y gobernantes, así como líderes sociales y empresariales, humanistas y generosos que en forma paralela e institucional, apoyados en la autonomía municipal y estatal, al margen de la respuesta federal o sumando con la respuesta federal (cuestión de querer), establezcan políticas públicas e instrumentos económicos y presupuestales para dotar a zonas y personas marginadas de la infraestructura y bienes de capital necesarios para que, dentro de un modelo de cooperativismo controlado, la gente que hoy no tiene nada, disponga de medios para producir y sobrevivir con dignidad dentro del modelo existente de consumo y mercado. En los hechos, es mi expectativa, mi ilusión, mi deseo, que poco a poco se mimeticen ambas propuestas o sistemas, para construir comunidad que privilegiando a la persona sobre la ganancia y la calidad de vida sobre el tener, se sumen para que los sistemas de distribución y la tecnología de este mundo moderno, estén a las órdenes de la sociedad para alcanzar niveles de vida dignos ¡Para todos!, y no solo el enriquecimiento de pocos en tanto muchos sufren carencias.

R- Guau, me gusta lo que dices y como lo dices, mi ínclito humano, pero; ¿no estarás esperando lo imposible?

S- Eso no lo sé, mi Rufo. Mi apuesta es a que un día, cada hombre (incluyendo políticos y gobernantes), conozca su propio valor y así, entienda que corromperse por cacahuates (dinero o poder), no solo es indigno, sino estúpido. En otras palabras, si cada persona conociera su propio valor, no perdería tiempo de vida en acumular o en explotar al prójimo para su beneficio, actividades ambas, que no solo denigran a quiénes las cometen, sino que les quitan calidad de vida y su calidad de personas para volverlos bestias cuyo único objetivo es acumular lo material.

R- Guarraguauuu, ¿entonces tu apuesta, mi Santias, es a que la humanidad despierte?

S- ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

 Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube