Noticias Destacadas
Inicio / México / El despertar
El despertar

El despertar

Santiago y el Rufo

“El despertar”santiago_rufo

¿El camino?, despertar amorosamente a nuestros jóvenes, desde la escuela y la familia, para que asuman a la brevedad su papel de ciudadanos de la república y de hombres y mujeres de bien y libres, que formen una sociedad fuerte que nutra a la nación con un tejido social sano, cimentado en la familia

R- Guau, mi Santias; me gusta ese asunto de “despertar” a los jóvenes para construir mexicanos de hecho y derecho, gente que participe y se haga responsable, por un lado de su propia vida y por el otro del desarrollo social que nos permita, desde la ciudadanía, ser actores de los cambios que urgen en México.

S- No veo otra, mi Rufo;… aunque hay fuerzas e intereses que invierten en mantener a la ciudadanía “dormida”, de esa manera manipulan, controlan y sacan ventaja de los “dormidos”; a ello añádele el retraso educativo derivado de políticas públicas más interesadas en controlar electoral, política y económicamente a las masas, que en construir ciudadanos plenos capaces de exigir derechos y asumir responsabilidades, como la de luchar por un México libre y soberano.

R- Grrr, quiero entender, mi Santias, que esas fuerzas son poderosas y organizadas.

S- ¡Claro que son poderosas y organizadas!, como que incluyen a dueños de televisoras y de medios al servicio de intereses y poderes políticos y económicos, tanto nacionales como internacionales, que bajo el concepto de control de masas, vía volvernos idiotas y enajenados, nos convierten en seres que nos movemos con motivadores y satisfactores ajenos a nuestra naturaleza de personas pensantes y libres, lo que les permite mantenernos bajo control con mendrugos, ante la amenaza de no tener ni para comer o ser excluidos socialmente si no obedecemos; para controlarnos como borregos a quienes mandan o dirigen dentro de un modelo que nos aleja de nuestra humana naturaleza para cosificarnos y convertirnos en “maquinas” consumidoras de “satisfactores” diseñados y producidos para mantenernos en un estado de ausencia mental, cual marranos en engorda, útiles para el sistema que polariza a la sociedad en consumidores y productores.

R- Guauuu, dada esa catastrófica visión que tienes, mi Santias…

S- Catastrófica tu abuela, perro irrespetuoso, la que expreso es una visión realista y actual. Cosa de ver a las personas en el ¡Buen fin! (vergonzosamente promovido por el gobierno, en contra del pueblo), comprando caro y a lo tarugo para tener lo que en la tele le dicen que debe tener, les haga falta o no; de manera que si no compran o se endeudan (lo que sirve también para el control de masas), nomás no se es feliz. Por eso afirmo, el modelo socio-económico que hoy tenemos, tiende a cosificarnos quitándonos la capacidad de razonar para convertirnos en consumidores, es decir, en compradores que necesitan trabajar por y para el modelo, para así mantener operando la maquinaria productiva que da vida a la economía (aunque en el proceso destruyamos nuestro entorno) y sostiene de rebote a la política; no es casualidad que nuestro políticos y gobernantes impulsen el modelito, que finalmente les da “puntos buenos” como líderes, sin darse cuenta que también son comparsas de quienes,, “desde arriba” mueven los hilos que convierten a las personas, de seres pensantes y libres, en consumidores cautivos e idiotas obsesionados en comprar y tener.

R- Guau, lo que afirmas es muy grave, mi Santias y casi te diría que difícil de creer ¿Cómo es posible que miles o millones de seres pensantes actúen enajenados en función de quienes les lavan el cerebro para convertirlos en consumidores?

S- No me creas, nada más investiga el nivel de endeudamiento por persona o por familia, o la durabilidad y obsolescencia de las cosas que adquieren; con ello te darás cuenta de que la gente compra por encima de sus posibilidades, quedando cautiva de un sistema financiero que controla y depreda a través del crédito; y de que lo que compran está diseñado para descomponerse, volverse inoperante tecnológicamente o simplemente estar fuera de moda, con lo que se impulsa a las masas a comprar un “nuevo modelo” que en nada cambiará su realidad, pero si les obligará a trabajar en dependencia para “tener” los que la moda les indica, para no sentirse excluidos dentro de esta sociedad consumista.

R- Auuu, me queda claro tu planteamiento, mi Santias, ahora voy a tener perradillas y no voy a poder dormir tranquilo al saber, que día tras día nos lavan el cerebro…

S- ¡No!, mi Rufo, no tienes que tener pesadillas, lo que tienes que hacer, es primero despertar tú para cuestionar lo que te dicen y razonar lo que haces, y en base a ello, decidir y actuar con inteligencia consciente de tus decisiones; después, despertar a las personas que amas y a las que interactúan contigo, para que se conviertan en hombres y mujeres libres que aportan como ciudadanos a un México que hoy necesita del pensar inteligente y del actuar responsable de sus hijos… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube