Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / El Jardín de Niños
El Jardín de Niños

El Jardín de Niños

Por Norberto González Cervantes

EL JARDIN DE NIÑOS

 El jardín de niños de un Pueblo Cercano, es el lugar más risueño e interesante de todos los lugares del pueblo. Ahí se reúnen todas las ciencias y las artes, también los futuros profesionistas, artistas, líderes, inventores y artesanos. Todo se fundamenta en dos preguntas principales: ¿por qué? y ¿por qué no? Es el único lugar en donde hay más maestros que alumnos.

Todas las actividades se dividen en actividades interiores como son: dibujar, modelar con plastilina y barro, recortar figuras geométricas, origami, teatro guiñol… También se crean nuevas técnicas como el delineado con crayón y acuarela, que consiste en meter un crayón de un color en pintura de otro color y hacer trazos. ¡Se ve estupendo efecto!

Y las actividades en exteriores que consisten en: removerles la tierra y regar arbolitos de diferentes tipos (que después serán plantados definitivamente en el bosque o huertas frutales), quitar la maleza a huertos de hortalizas, caminatas por los extensos jardines en las cuales un maestro, guía de turno, va explicando todo lo que van encontrando a su paso: “Este es un pino silvestre de 12 años de edad, arriba de él se encuentra un nido de Mirlo Acuático, esa es la telaraña de una araña pollito, y aquel capullo abierto era de una mariposa Monarca que no sé cuándo se  fue ni adonde en esta época del año”.

Se escuchan risas, cuchicheos y un coro que dice: “¡¡¡¿Por qué se fue?!!!” y comienza el tema de la migración de aves y Lepidópteros, que es pupa, crisálida… todo en lenguaje científico para niños.

Las actividades de dar de comer, bañar y pasear a las pequeñas y medianas mascotas que viven ahí, son parte de la enseñanza permanente de cuidado y convivencia con ellas.

En la hora del recreo, se pueden ver todo tipo de actividades y experimentos que tienen que ser supervisados muy de cerca por el personal de apoyo, para evitar que los niños en sus descubrimientos puedan salir lastimados o se coman algo que les haga daño (como los pasteles de lodo).

En apoyo a su inventiva y creatividad, se les proporcionan los materiales que solicitan preguntando antes para que los quieren, si dicen por ejemplo: “Quiero una franela roja para ponerla como capa al gato y enseñarlo a volar”, no se le consigue la franela y se le explica que lo que puede volar tiene que tener alas de origen (sabemos que el gato siempre cae parado y no le pasaría nada, pero si luego quieren enseñar a la tortuga a volar entonces si que es un problema).

Los docentes y empleados del jardín de niños son muy numerosos, ya que cuidar y educar niños es muy cansado y desgastante, hay tres turnos con diferentes maestros, la mayoría muy jóvenes.

En el pasado, cuando había un solo turno y un solo grupo de maestros y asistentes, todos terminaban con dolor de cintura al final del día, por tener que agacharse hacia las mesas tan bajitas.

En cada turno hay un grupo conformado por maestros, asistentes y personal de limpieza para las actividades en interiores, otro grupo para las actividades en exteriores y otro mas  para la hora de la comida y el recreo.

Cuando se ve a un niño construir un castillo con lodo y piedras se piensa que de grande va a ser albañil, cuando hace pasteles de lodo: repostero, mas tarde cuando intenta montar al perro mascota se piensa que va a ser un vaquero, pero cuando empieza a torear con una franela al mismo perro, se cree que va a ser un torero y así cada quince minutos, quieren ser bomberos, policías, ladrones, héroes, bailarinas, princesas, hadas madrinas, novios, veterinarios… (Y las mascotas corren para ponerse a salvo y no ser parte del juego)

Lo que serán en el futuro estos niños, es un emocionante misterio.

A la hora del descanso de maestros, ellos se platican, muy divertidos, sobre las ocurrencias y preguntas “sin censura”, que los niños les hacen sin estar preparados para ellas. También es muy común escuchar historias como esta: “Estaba dibujando en el pizarrón (cuenta una maestra) y cuando escuché un silencio anormal, volteo y ¡OH! el salón totalmente vacío, salgo al jardín, y a lo lejos veo a todos los niños jugando.

Bajo la dirección de una niña, en silencio, con sigilo, y aprovechando que las ventanas del fondo del salón son muy bajitas: ¡escaparon todos!

Cuando se le preguntó a la pequeña líder rebelde e infractora ¿por qué había hecho eso? simplemente contestó: “Estabas ocupada dibujando, nosotros estábamos aburridos y no te quisimos interrumpir”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube