Noticias Destacadas
Inicio / Michoacán / El Padre Goyo
El Padre Goyo

El Padre Goyo

Santiago y el Rufo

santiago_rufo

Conocí al Padre Goyo, el que oficiaba misa con chaleco antibalas en Apatzingan, gracias a que mi cuate Jorge Mendez le compartió algunas de mis ideas.

R- Grrr, se me hace que le hechas mucha crema a tus tacos, mi Santias; como esta eso de que te quiso conocer el Padre Goyo.

S- Mira mi Rufo, yo no sé si le estoy echando crema a mis tlacuaches, lo que si se es que mi cuate Jorge me mandó un mensaje para que me comunicara con el padre, anexando su número de celular; a lo que me reporté y agendamos cita para el sábado pasado en Morelia, reunión que en lo personal disfruté por la soltura y bonhomía del sacerdote, un hombre sencillo, de hablar directo, dicharachero y ligero en su trato, con una idea, que comparto, de lo que debe ser el servicio desde mi Iglesia. Lo cito:

G- Mira Santiago, yo no estoy para desempolvar figuras de santos en las iglesias, yo estoy para servir a los hombres con rostro y de carne y hueso, para servir a mis semejantes y luchar contra el abuso y la injusticia que hoy imperan en México. Como dijo el Papa Francisco: queremos sacerdotes pastores que huelan menos a incienso y más a ovejas, a ello me sumo.

R- Guauuu, pues que te digo mi Santias, yo también me sumo a los líderes y sacerdotes que comprometidos con su labor, se comprometen a ayudar a quienes les necesitan; eso es lo que hoy urge en México, que la gente pensante y de corazón se ponga a hacer cosas, de dichos, rollos y mentiras, estamos hartos todos.

S- Lo sé, mi Rufo, por donde preguntes, la gente está harta de la clase política, de los gobernantes corruptos y de los militantes de los partidos políticos, casi todos, que cuando no son ratas por acción, lo son por omisión y complicidad al callar las trapacerías de sus correligionarios.

R- Guau, mi Santias, y que piensa el Padre Goyo de la corrupción.

S- No quisiera poner en su boca palabras que no dijo, o equivocarme en las expresiones, mi Rufo, pero te puedo decir que le dejé claro que no voy con ningún partido político, que en mi opinión tenemos un Presidente de la República ladrón, que los hombres de negocios van por lo suyo, más ganancias a costillas del que se deje y que los liderazgos sociales o morales, en su mayoría, no tienen claridad de ideas y objetivos. Además le expresé mi rechazo a la figura inconstitucional del Comisionado para la Seguridad en Michoacán y a la inacción o dejadez del que cobra como Gober, al permitir la intervención del gobierno federal en el gobierno de Michoacán.

R- Guauuu, ¿Y?

S- Y nada, perro, que respetuosamente escuchó y que nada de lo dicho cancela la intención de apoyarnos mutuamente en nuestro interés de hacer cosas por la gente y por México… En donde mi énfasis está en la organización, empezando por construir grupos de líderes ciudadanos regionales, que con poder económico y político real (como hace tiempo lo tuvo el Grupo Monterrey), y con una intención clara de servir, den conducción y supervisen las acciones de gobernantes e instituciones, para retomar el rumbo de la decencia, el compromiso y el servir al pueblo para alcanzar un progreso sano que eleve la calidad de vida de todos, más allá de tiempos electorales, de partidos políticos y de períodos de gobierno.

R- Guau, ¿y cuál es la intención de Don Gregorio?, mi Santias.

S- Él por razones obvias, está preocupado de la inseguridad y la violencia y sobre ello está trabajando la organización ciudadana, yo por mi parte no veo solución si no se atacan problemas sistémicos (el modelo neoliberal es inoperante e inmoral) y se construye un modelo socioeconómico sustentado en la producción de alimentos y en la educación permita a todos acceder a una vida digna. Ambos quedamos de estar en contacto y de sumar ideas y esfuerzos, hasta ahí quedamos de momento.

R- Guarraguauuu, mi Santias. Me gusta lo que propones, sumemos a la gente de bien, comuniquemos ideas y propuestas y pongámonos a trabajar duro pero de forma divertida e inteligente para reconstruir a México… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube