Noticias Destacadas
Inicio / México / Gobierno Débil
Gobierno Débil

Gobierno Débil

Hablando en Serio

“Gobierno débil”

El gobierno federal con la comparsa de Fausto Vallejo, tomó una decisión criminal; desarmar autodefensas sin desarmar Templarios, el resultado: muerte.

Con Carmen Aristegui escuche al Dr. Lorenzo Meyer señalar que el problema de México es que tenemos un Estado débil y que esto se debe a la ilegitimidad de los gobiernos que tenemos, gobiernos que emanan, todos, de procesos electorales viciados, sustentados en la trampa y operativamente corroídos por la corrupción; desde el policía de tránsito que pide mordida, hasta el diputado o senador que pide “mochada” por influir en el destino del dinero público, pasando por funcionarios y gobernantes que callan ante la corrupción y el fraude, argumentando conversaciones privadas o lealtad partidaria, confundiendo dos palabras, lealtad con complicidad. Pero no olvidemos, como dicen los japoneses: que el pez se empieza a pudrir por la cabeza y así, hoy tenemos un Presidente que miente a la vista de todos y después de prometer combatir la corrupción, abusivamente otorga impunidad a líderes como Robero Deschamps, en tanto sean de su equipo y le sean funcionales para sus planes privatizadores.

Pero hablemos de Michoacán, un estado donde Fausto Vallejo, ya como gobernador, miente sobre su salud y oculta la información para mantenerse en el puesto: si sirve o no ¡No importa!, lo que importa es el hueso, mismo que tuvo que ceder por unos meses a Jesús Reyna, quién inservible también y rechazado en las urnas como candidato, fue impuesto por congresistas a modo que “negocian” la democracia según sus intereses. Hoy la realidad se impone y Fausto claudica cediendo el mando en forma antidemocrática al gobierno federal, olvidando que Michoacán, antes de él, era un Estado Soberano; hablemos de ello:

Pues resulta que en Mayo del año pasado, ante la enfermedad de Fausto y la incapacidad de Reyna, la clase política y empresarial de Michoacán negoció con el gobierno federal la conducción del estado y arbitrariamente construyó un acuerdo para que el Secretario de la Defensa, el Gral. Salvador Cienfuegos, encabezara la seguridad suplantando las funciones constitucionales del gobierno ¿El resultado?: nombra en seguridad al general brigadier Alberto Reyes Vaca quién demostró no servir.

Hoy nos salen con otro pacto y nos mienten con balandronadas; diciendo el gobernador Vallejo: ¡Vamos por ellos!, como si no hubiera sido su obligación ir por ellos desde que asumió el mandato; y diciendo el Secretario de Gobernación que no se permitirá la ilegalidad, como si no la estuviera permitiendo al conducir a un hospital al amigo Mireles, al voltear para otro lado con los retenes y vehículos quemados o al negociar con La CNTE ¡No!, no me malinterpreten, simpatizo con los Autodefensas y creo en el derecho a defenderse cuando el Estado claudica y no cumple o peor, se colude con criminales; reitero, me caen bien Hipólito Mora, el Dr. Mireles y Estanislao Beltrán, pero que no me salga el Secretario Osorio a hablar de legalidad cuando no es así… Y menos cuando su decisión, al ordenar el desarme de Autodefensas, los deja como tiro al blanco de los Templarios.

¿Qué de qué lado estoy?, del de la paz, la legalidad y la tranquilidad resguardada por un Estado que cobra impuestos para cumplir sus obligaciones con gobernantes generosos, capaces, honestos y comprometidos, no del que incumple para enriquecer a políticos y gobernantes y deja desamparado al pueblo; para explicarme comparto lo escrito a un amigo soldado:

14 de enero del 2014;  Capitán, estoy triste y encabronado:

En un acto de estupidez criminal, el gobierno civil decidió limpiarse la cola ante la opinión pública nacional y extranjera desarmando a los Autodefensas en Michoacán, cuya fragilidad estratégica es obvia, están en calles y caminos, en tanto deja intocados e impunes a los narco criminales (Templarios) que se esconden en la sierra o se mimetizan con la ciudadanía atacando a traición.

Del gobierno federal no me sorprende, llegó al poder con trampas y mentiras, como todos. Me sorprende del Ejército, que al obedecer al poder civil corrupto y corruptor, se vuelve contra su pueblo.

En Tlatelolco el Ejército fue víctima del gobierno federal que con Guardias Blancas le atacó para buscar que masacrara al pueblo y diera un escarmiento a “revoltosos”; el ejército respondió con justicia y nacionalismo, no prestándose al juego de gobernantes basura como: Díaz Ordaz y Echeverría. ¿Hoy, a quién sirve mi Ejército, el ejército del pueblo?, es pregunta.

Reciba Ud. un afectuoso abrazo, en tanto lloro por los muertos de hoy que no conozco, cuyo pecado fue armarse para seguir siendo hombres libres y de esa manera, sin saberlo, lucharon por México, para que quienes quedamos y nuestros hijos, vivamos con la dignidad de hombres y mujeres libres (no extorsionados), mientras vemos como México, con el silencio de mi Ejército, se entrega al capital e intereses extranjeros¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube