Noticias Destacadas
Inicio / Arte y Cultura / LA CATRINA DE MACIEL, Entrevista
LA CATRINA DE MACIEL, Entrevista

LA CATRINA DE MACIEL, Entrevista

“LA CATRINA DE MACIEL”

(Entrevista)

  El miedo a la muerte, entre otros muchos miedos e interrogantes, nos llevan a preguntarle a quién suponemos sabe más del tema: a “La Catrina”.

 “La Catrina” es un personaje creado por José Guadalupe Posada en 1910;  originalmente se llamaba: “Catrina Garbancera”,  para hacer burla de la gente que teniendo sangre indígena y vendía garbanzos, pretendía ser europea; Más tarde, Diego Rivera la rebautizo con el nombre de “Catrina”, conservando el mismo sentido de burla y agregando ropaje de rico. (1)

Por mucho tiempo desde su creación,  se ha utilizado la imagen adaptada de la “Catrina”, en  diferentes áreas del quehacer humano, incluyendo el arte y la filosofía.

Norberto González Cervantes y “La Catrina”

De qué es lo que opina “La Catrina de Maciel”(2),  acerca de las diferentes facetas atribuidas a ella y ¿qué es la muerte?, es de lo que trata esta entrevista.

NORBERTO:

-Buenos días, gracias por aceptar esta entrevista, no sé cómo dirigirme a usted, y no sé por dónde empezar-.

CATRINA:

Dime “señora” y si no sabes por dónde empezar ¿Quién te enseñó a hacer entrevistas jovencito?

CATRINA:

¡Tu cara Norberto! ¡Te queda bien el amarillo verdoso! Dime: “Huesuda”, ” Caneca”, ” Calaca”, “Mi ex vida”… dime como quieras,  que te haga sentir cómodo

NORBERTO:

Gracias por lo de jovencito, pero estoy un poco nervioso

CATRINA:

Tienes menos de 100 años, así que eres un jovencito inexperto y tonto  ¿de qué quieres hablar?

NORBERTO:

¡De la muerte!

CATRINA:

¿De la muerte en el sexo, en el límite de vida útil de los objetos, en la literatura, en la pintura, en la música, de los animales, en la religión…? ¿Quién te enseñó a hacer entrevistas jovencito?

NORBERTO:

¿Hay muerte en el sexo?

CATRINA:

La momentáneamente pérdida de energía vital, después de un orgasmo en el sexo, es llamada por los franceses “La petite mort” (La pequeña muerte)

NORBERTO:

Quiero saber de la muerte de los humanos, específicamente: ¿porque tenemos que morir?

CATRINA:

Una flor comienza con el simple brote de un tallo, luego un botón; se abre y despide su perfume; enseguida se marchita y luego muere; Se integra a la tierra, y sirve  como abono a otras plantas, y así sucesivamente. Igual para el hombre

NORBERTO:

¡El ciclo de la vida!

CATRINA:

¡No jovencito! Es La espiral de la vida, porque avanza en el tiempo. También hay algunas tonterías, en el nombre del amor y la amistad: hay quien corta una flor y le pone azúcar al agua del florero,  para largar su vida ¡era mejor no cortarla e ir a contemplarla! ¡O pintarla como hacía Frida Kahlo!

NORBERTO:

¿Y si es tan simple la vida y la muerte, porque el miedo de nosotros a morir?

CATRINA:

El miedo es algo natural ante lo desconocido, necesario para poder evolucionar, te vuelve más cuidadoso.  Aunque a veces exageran los humanos y tienen miedo de que llueva por las inundaciones y también de que no llueva por las sequias. Tan sencillo que es vivir en zonas altas.

NORBERTO:

¡El miedo nos sirve para alejarnos de lo malo y dañino, acercándonos a lo bueno y constructivo!

CATRINA:

No, no hay bueno ni malo para ti, hay lo que te gusta, pero tienes miedo de las opiniones ajenas. La lujuria es considerada un pecado, menos para el que la vive y la siente; para él o ella es un placer. Pero mejor ejemplo es un fragmento de  “La Vida Inútil de Pito Pérez”,  de José Rubén Romero:

“¡Pobrecito del diablo que lástima le tengo, porque no ha oído jamás una palabra de compasión o de cariño! ¡Los hombres son realmente aburridos, insoportables! Cuando se dirigen a Dios, lo hacen con fórmulas escritas en cada caso: ayúdanos,  señor, danos el pan de cada día; ¡ten misericordia de nosotros!… Para librarse del dolor ocurren a Dios, como al dentista;  pero para la disipación, buscan vergonzantemente al Diablo y se anegan en todas las delicias del pecado, sin que satanás oiga alguna vez un ¡gracias diablo mío!” Pito Pérez

NORBERTO:

Me da miedo saber pero ¿Cuándo me toca a mí morir?

CATRINA:

Todos los días,  al caer la noche y dormir, es como morir un día y renacer al siguiente, hasta el último

Norberto González Cervantes

(1) Fuente: Wikipedia.org

(2)”La Catrina de Maciel” es una versión artística en papel maché, del Maestro Froilán Maciel Peña, realizada en “Alebrije, artesanías arte y más” de Tacámbaro Michoacán, México

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube