Noticias Destacadas
Inicio / Corrupción México / La corrupción afecta soberanía
La corrupción afecta soberanía

La corrupción afecta soberanía

La corrupción afecta soberanía

Uruapan, Michoacán, 23 de enero del 2016

Un Presidente corrupto es un cheque en blanco para que intereses ajenos a México nos chantajeen,… un exgobernador como Moreira, Aguirre o Padrés, es algo similar.Santiago_Heyser_ElOportuno

Puedo equivocarme, pero, en mi opinión la Reforma Energética fue el precio que pagó EPN para tener el reconocimiento y apoyo electoral de intereses ajenos a México, nacionales y extranjeros. El voto otorgado en el Congreso, vuelvo a opinar, tiene varios y variados fundamentos; para algunos diputados y senadores representó la reivindicación histórica de una falsa premisa: el que las empresas en manos del Estado son corruptas e ineficientes; Pemex no lo fue en sus inicios, de hecho, tuvo que luchar contra viento y marea para salir adelante, y lo hizo en un entorno internacional adverso (todos los países colonizadores vieron con recelo y temor la nacionalización mexicana). Fue tal el compromiso de proteger y desarrollar a la institución, que se creó el Instituto Politécnico Nacional para desarrollar nuestra propia tecnología y no ser dependiente de intereses extranjeros… Lo sé, hoy Pemex es una desgracia y cueva de ladrones, salvo honrosas y no visibles excepciones, y el Politécnico Nacional es parte de nuestra vergonzante corrupción educativa, de otra manera como entender que uno de los pretextos para ofertar el sector energético sea la falta de tecnología nacional para explotar nuestros mantos, entre ellos los de “aguas profundas”.

Noruega, con una población cercana a los 5.5 millones de habitantes vs México con 122 millones, si tiene el capital intelectual y humano, más las instituciones para desarrollar su propia tecnología de extracción de energéticos y ser líder mundial; algo en lo que deben reflexionar el gobierno federal mexicano y en particular la SEP ¿o será que genéticamente los mexicanos somos pendejos?, es pregunta. En el 2013 Merethe Nergaard, embajadora de Noruega, compartió las bases del desarrollo de la industria energética de su país: El modelo Noruego se basó en seis pilares básicos: 1) Propiedad estatal de los recursos hidrocarburíferos, 2) Apertura a la inversión privada y alianzas estratégicas, 3) Reserva financiera para asegurar el bienestar de generaciones futuras, 4) Incentivos para la inversión en investigación y desarrollo, 5) Órganos de regulación económica y ambiental vigorosos y sólidos, y 6) Transparencia total y cero tolerancia a la corrupción… Hoy el discurso “oficial”, presenta la reforma mexicana como si fuera algo parecido, en particular en el punto: 2) Apertura a la inversión privada y alianzas estratégicas… Pero calla respecto a la distancia abismal que México tiene en su actuación gubernamental y política respecto al punto: 6) Transparencia total y cero tolerancia a la corrupción; y como diría un viejo maestro de primaria, ahí es donde se jodió el asunto o como decíamos de chiquillos, ahí es donde la puerca torció el rabo; a México lo está matando la corrupción, encabezada y de alguna manera dirigida (aunque es darle un mérito excesivo) por el jefe del ejecutivo y alimañas que le acompañan en la digna pero pisoteada tarea de gobernar y dirigir a México.

Decía que para algunos congresistas el argumento fue: que las empresas en manos del Estado son corruptas e ineficientes, olvidando que Mexicana de Aviación, Oceanografía, OHL, HIGA y Grupo México (minería), entre muchas otras, no son empresas estatales, ni son todas mexicanas. En otras palabras, la corrupción no es característica de las empresas estatales, sino condición humana derivada de la impunidad otorgada a quienes defraudan o delinquen a través de empresas públicas o privadas, por lo que tener empresas del Estado eficientes, rentables y con administraciones honestas es una posibilidad real,… con otros gobernantes. Para otros congresistas, el voto a favor de la Reforma Energética representó un beneficio económico, corrupción pura, ya sea a través de un beneficio directo, ya sea a través de terceros o de prestaciones y canonjías, para otros fue simplemente pendejez y obediencia al Partido o una garantía para futuras postulaciones, olvidando que quien les paga es el pueblo; y por último, entiendo que algunos votaron a favor de la Reforma Energética simplemente por idiotas, por ir a la cargada y por no entender, ni preocuparse en entender el daño que se hacía a la soberanía nacional y a la autonomía política al dejar parte del control de la cadena productiva en energéticos, a intereses extranjeros… ¿Cual fue la clave de todo?, en mi opinión la corrupción de la cabeza, que logró corromper a los líderes de los partidos políticos para que asumieran a través del Pacto por México, funciones que correspondían al Congreso, sabedores de que aquel diputado o senador que se rebelara, sería marginado y truncada su carrera política, siempre dependiente de una postulación del partido y de negociaciones y no del voto ciudadano.

Conclusión, para que intereses ajenos a México obtengan lo que quieren en perjuicio del interés nacional, incluidas tierras, exenciones fiscales, contratos y/o concesiones y leyes a modo, solo es necesarios detectar a los políticos y/o gobernantes corruptos y chantajearlos, o hacerlos socios y/o empleados… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube