Noticias Destacadas
Inicio / Latin America / La lucha por posponer los efectos del apagón analógico
La lucha por posponer los efectos del apagón analógico

La lucha por posponer los efectos del apagón analógico

Por Sofía Sánchez Morales

El próximo 31 de diciembre es la fecha límite para transitar de la televisión analógica a la digital en el país, plazo establecido en julio de 2014, pero desde el 22 de octubre tres senadores de dos partidos han propuesto iniciativas para retrasar los efectos del llamado apagón analógico.

Las opiniones de analistas están divididas. Mientras que unos consideran que estas alternativas benefician a la población que aún no ha realizado la transición a señales digitales, otros dicen que las propuestas buscan beneficiar únicamente a las televisoras.

De permisionarios a “operadores de televisión”

La más reciente iniciativa, presentada este martes por el panista Roberto Gil Zuarth, busca que se permita la emisión de señales de baja intensidad a televisoras públicas y privadas por igual en 2016.

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Transportes protege a los permisionarios complementarios (que transmiten sin fines de lucro) para que en caso de que no hayan logrado transitar por completo puedan seguir transmitiendo.

“La razón por la que la ley eximió a los permisionarios de baja potencia es simple y sencillamente porque se trata de estaciones que no cuentan con recursos, que no son lucrativas, estamos hablando del 6% de las estaciones permisionarias”, explicó la presidenta de Observatel, Irene Levy.

“Según datos del IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones), existen 717 señales principales de televisión y 907 señales complementarias. De este total de estaciones complementarias, 846 son concesiones (93.27%) y las 61 restantes son permisos (6.72%)”, dijo la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) en un comunicado este jueves.

La propuesta de Gil Zuarth busca que se cambie el uso del término “permisionarios” al de “operadores de televisión”, que abriría la puerta a que mantengan sus señales las empresas que no han hecho todas sus transiciones, y los libraría de las sanciones establecidas por el artículo 298 de la Ley.

“Al introducir la palabra ‘operadores’, el senador Gil Zuarth no piensa en apoyar a los medios públicos (permisionarios) sino a los concesionarios privados de televisión abierta (operadores), cuyas estaciones complementarias de televisión se encuentran en los rangos de potencia radiada aparente menor o igual a 1 kW para canales de VHF y 10 kW para canales de UHF”, afirmó la AMEDI.

“La ley no debería de cambiar porque una empresa no ha acabado de cumplir con un artículo o un precepto legal”, argumentó Levy.

“Se busca proteger a medios públicos”: Gil Zuarth

El panista aseguró que su propuesta busca proteger a los medios públicos, puesto que el 76% no ha logrado las inversiones necesarias para transitar a digital.

“Tenemos el problema de que el primero de enero del 2016 una buena cantidad de concesionarios públicos, hoy concesionarios públicos antes permisionarios, no estarán en condiciones de transmitir señal digital”, dijo en una conferencia de prensa este jueves.

“Y la consecuencia de eso no es nada más que se apagan, sino que se pierde la concesión, el permiso, y en consecuencia esa reserva de espectro se tendrá que destinar a otros propósitos”, agregó.

Levy reconoció el valor de la propuesta en este sentido, pero consideró que la terminología se presta a proteger a las empresas y que da demasiado tiempo a las televisoras para transitar.

Aplazar… ¿seis meses o un año?

El pasado 22 de octubre se presentaron en el Senado dos propuestas que buscaban retrasar el apagón. Una del perredista Miguel Barbosa, quien propuso el 30 de junio de 2016 como fecha para el apagón, y otra del panista Javier Lozano, quien propuso el 31 de diciembre de 2016.

La justificación para estas iniciativas, que se mantienen en comisiones, es que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no lograría entregar el total de televisores planeados para alcanzar el 90% de cobertura en la población de escasos recursos de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social, dejando a un alto porcentaje de mexicanos sin acceso a la televisión.

Sin embargo, ambas propuestas vinieron después de una entrevista al presidente de GrupoTelevisa, Emilio Azcárraga, quien sugirió que se aplazara el apagón para proteger a los usuarios de escasos recursos.

“La población no se debe quedar sin capacidad de acceder a contenidos. Recuerda que el 96% de la población tiene acceso a la información a través de la TV, al entretenimiento y la cultura”, consideró el director general de The Competitive Intelligence Unit, Ernesto Piedras.

“Si los dejas sin señal es algo muy grave y es regresivo, sobre todo porque son las clases más bajas, las que no tienen poder adquisitivo”, agregó.

Para Jorge Bravo, director editorial de Mediatelecom, un posible aplazo del apagón buscaría extender el modelo de negocio de las televisoras, las cuales concentran los mayores porcentajes de infraestructura, frecuencias, audiencia e inversión publicitaria.

“México tiene 50 millones de desconectados y no puede darse el lujo de retrasar el desarrollo y digitalización del país”, apuntó.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube