Noticias Destacadas
Inicio / Arte y Cultura / LA TECNOLOGÍA DE LO OBVIO
LA TECNOLOGÍA DE LO OBVIO

LA TECNOLOGÍA DE LO OBVIO

LA TECNOLOGÍA DE LO OBVIO

Uno de los países, entre otros, más conocido por la práctica y aplicación de “la Tecnología de lo Obvio”  es: El estado de Japón (Japón).

Japón es uno de los países más adelantados en ciencia y tecnología aplicada en el mundo, por ende una importante e influyente potencia económica, y  la mayoría de sus habitantes disfrutan de una vida cómoda, nivel cultural y educativo muy alto.

¿Cómo lo lograron después de ser un país con muchos problemas de todo tipo, antes y después de la segunda guerra mundial?

“Copiando lo mejor de cada persona y país, mejorándolo y aplicándolo a sí mismos”

Los japoneses buscaron al mejor fabricante de relojes (los suizos), para aprender de ellos, diseñar y fabricar relojes  más precisos y más baratos.

También de los mejores fabricantes de automóviles en el mundo, aprendieron la ciencia y la tecnología involucrada; hoy fabrican para ellos y para el mundo: automóviles más eficientes y más baratos.

En electrónica destacan no solo por la precisión y eficiencia de los aparatos, de las herramientas y sistemas de control, también por el diseño y su amistad con el planeta.

Hasta en su nombre “Japón”,  que significa: “el origen del Sol” han copiado lo mejor de China.

“Copiando y mejorando las ideas, la ciencia y tecnología de los mejores en el mundo, de todas las ramas del saber y quehacer humano,  incluyendo: educación, manufactura, sistema de gobierno, economía, arte, agricultura  etc. etc.,  podemos hacer de México un país mejor que  El estado de Japón, o cualquiera otro”.

Es la idea y propuesta del mexicano  Miguel Ángel Cornejo y Rosado (1946-2015), copiador, mejorador, artífice y aplicador del concepto de: “Tecnología de lo Obvio”, en sus libros, seminarios, y conferencias por el mundo; con el paso a paso o “know how” para lograrlo.

El copiar algo, simplemente “duplicándolo”,  es un plagio que puede tener incluso consecuencias legales desfavorables. Pero las “ideas son casi gratis” y al mejorarlas y adaptarlas ya no es un plagio, es un “basado o inspirado en”,  de todas formas, es bueno consultar sobre los derechos de autor de cualquier idea ajena,  antes de trabajar con ella.

Muchos de los nuevos artefactos, tecnologías, descubrimientos para mejorar la salud, para salvar el planeta  y para todo, se han basado en investigaciones previas de otros países y personas.

“La educación es cara, la ignorancia lo es más” Miguel Ángel Cornejo

Norberto González Cervantes

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube