Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / Legalizar Autodefensas
Legalizar Autodefensas

Legalizar Autodefensas

Hablando en Serio

“Legalizar Autodefensas”

Desarmar autodefensas, es dejarlos de tiro al blanco del crimen organizado dentro y fuera de los gobiernos,… de los tres niveles.

Ninguna duda tengo, el crimen organizado está infiltrado en gobiernos, congresos e instituciones de la República… ¡No!, no me cuestiones a mí, estimado lector ¡No exagero!, solo así se puede entender el grado de deterioro en Coahuila, Tamaulipas, Morelos y Michoacán, entre otros; y solo así podríamos ver los niveles de impunidad otorgados desde el gobierno y las instituciones, al grado de llevar años de retraso en averiguaciones e investigación sobre denuncias… Y si eso no fuera suficiente ¡Afirmo!, solo con la colusión de autoridades y políticos, es posible ordeñar ductos de Pemex y robarse petróleo y gasolina, y solo con la complicidad de federales, es posible transportar el energético “ordeñado”, al igual que los autos robados, así como ver camiones asaltados en carreteras.

Era el año del 2008 cuando presenté a Jorge Cárdenas Romo, presidente de Canacar y al Consejo, un modelo de seguridad que incluía el concepto de “Islas de Seguridad”, paradores  cuyo objetivo era servir de cuartel o fortaleza a quienes eran asaltados en carreteras, mismos que contarían con armas y equipo de comunicación que permitiría, previo compromiso de la autoridad, una respuesta máxima de 15 a 20 minutos para auxiliar a cualquier transporte en riesgo de ser asaltado; con esa infraestructura y organización, solo un pendejo o un loco asaltaría a transportistas… ¡Nada se ha hecho!, y los asaltos continúan (sumados a la extorsión de algunos elementos de las policías estatales, federal y de caminos). Lo mismo respecto a la seguridad fronteriza: a policías, a federales, a políticos, a líderes empresariales y sociales y a gobernantes, he presentado la propuesta para reforzar nuestras fronteras, bajo dos premisas, la primera es que: un ejército que no resguarda su retaguardia, no tiene idea de cómo ganar una batalla, menos una guerra, y la segunda: permitir canales de abasto al enemigo, sin control de armas hombres y dinero, es un acto suicida desde el punto de vista estratégico; más cuando se tiene una guerra negada que ya cuenta con más de 100 mil bajas (muertos) y Maras, Kaibiles y armas, esperando entrar a México por el sur y al Gobierno de USA viendo como intervenir por el norte (remember Rapido&Furioso –contrabando de armas del gobierno de USA para los narcos, en contra del pueblo de México-)… ¿Por qué no se ha hecho nada?, ¿por qué los responsables, empezando por el Presidente de la República y el Secretario de Gobernación, pasando por el Secretario de Seguridad, la PGR, SEMAR y la SEDENA no se han interesado en las propuestas? Tengo dos respuestas: 1.- Por soberbia, a pesar de saberse rebasados y de las muestras a ojos de todos de que se pierde esta guerra contra el crimen, los “cacas grandes” no tienen la grandeza para escuchar consejos. 2.- Por corrupción; no es secreto que la droga y el crimen organizado son negocios millonarios que alcanzan a “salpicar” con sus beneficios a muchos; incluyendo al General Gutiérrez Rebollo; y que influyó en la degradación de nuestras instituciones de seguridad, una encabezada por Genaro García Luna –SSP- y la otra por Marisela Morales –PGR- (ambos bajo el manto protector de las presidencias de FCH, de EPN y de los gringos), lo que confirma que nuestras instituciones están infiltradas, manipuladas y que trabajan de forma ilegal, cuando no corrupta, con bastante frecuencia, cinismo e impunidad.

Con ello en mente, legalizar a los Autodefensas incorporándoles como policías estatales y/o municipales, es simplemente degradar el movimiento ciudadano, poniéndolo bajo las órdenes de los mismos ineptos y burócratas de siempre, al grado de corromperlo y convertirlo en lo mismo que se está combatiendo: corrupción, impunidad, ineficacia y la inseguridad derivada de ello. Si como tontamente proponen, el camino es desarmarlos y regresarlos a sus lugares de origen como ciudadanos de a pie, el resultado será la cacería y muerte de líderes, autodefensas y familiares de ambos, al mayoreo… Con esto en mente solo veo un camino; mantener por población, región, municipio o comunidad a los autodefensas; bajo la dirección de los hoy liderazgos ciudadanos comprometidos con sus pueblos, incorporando una figura similar a la de policía comunitaria, regida por las leyes vigentes, con presupuesto institucional (municipal), pero trabajando sin dependencia de instituciones de seguridad, coordinados ¡Sí!, pero sin sumisión de mando. En otras palabras, legislar para que cada comunidad, región o pueblo, de decidirlo así, se haga responsable de su seguridad con apoyo presupuestal e institucional, sin subordinación del poder político o del gobernante en turno que tiende a la ineficacia o a la corrupción al emanar de procesos electorales amañados, todos, y al ser postulados por partidos políticos corruptos, todos.

Cierro el presente con una reflexión: Defendernos, defender a nuestras familias y posesiones, es un derecho natural del que no pueden privarnos congresistas ineptos o corruptos y que no podemos delegar en autoridades o funcionarios podridos… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube