Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / Muerto Viviente para Presidente
Muerto Viviente para Presidente

Muerto Viviente para Presidente

Por Hugo Ríos

Efectivamente estimado lector, leyó usted bien.  Recientemente el pequeño municipio de San Agustín Amatengo, en el estado Mexicano de Oaxaca, acaparó atención nacional, e inclusive internacional, después de declarar victorioso al candidato de la coalición Partido Acción Nacional (PAN) – Partido de la Revolución Democrática (PRD) –  y Partido del Trabajo (PT), Lenin Carballido.

Lo cual es realmente extraño, debido a que existe un certificado oficial de defunción declarando al Sr. Lenin Carballido clínicamente muerto a causa de una coma diabética.

La historia se complica aún más después de que una investigación conducida por el periódico Reforma de México descubrió que Carballido habría fingido su propia muerte para evitar ser procesado judicialmente por haber tomado parte en la violación en grupo de una mujer de 30 años, en marzo del 2004, en la ciudad de Oaxaca, Oaxaca.
El 12 de octubre del 2010, un juez emitió una orden de arresto en contra de Carballido, basándose en la prueba inequívoca de que el sujeto en cuestión [Carballido], había participado en la violación en grupo de una mujer de 30 años, cuyo nombre no fue revelado.  A pesar de haber participado en dicho crimen, los cargos en su contra fueron retirados cuando un defensor de oficio informó al juez que Carballido había muerto en septiembre del mismo año y, por lo tanto, no podía ser procesado.

Casi tres años después, y como de película, un vivito y coleante Carballido, armó una eficaz campaña política para superar, aunque por estrecho margen, a su rival, Alfredo Jiménez Ordaz, candidato apoyado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).  Pero independientemente de que Carballido haya vencido a Jiménez por escasos 11 votos, lo que es increíble es que este sujeto había “muerto” tres años antes.

Esta historia, que parece de “Ripley, aunque usted no lo crea,” ilustra las políticas laxas de los partidos políticos mexicanos a investigar a fondo los antecedentes de los candidatos a puestos públicos, así como de la autoridad electoral del estado de Oaxaca, la cual aceptó la candidatura de Carballido.  Uno esperaría que la verificación de antecedentes penales sería parte íntegra de los procesos electorales, pero no es así.  Ya de perdida deberían verificar que los candidatos no estén oficialmente muertos.

Dado que la historia se hizo pública, el Congreso de Oaxaca ha pedido a la oficina del fiscal general del estado volver a emitir la orden de arresto contra Carballido.  Por la misma razón, el líder del PRD en Oaxaca, Rey Morales, dijo a la prensa que el PRD estaba analizando la situación con el fin de determinar si pueden impedir que Carballido asuma el cargo, y agregó que Carballido había egañadó tanto a las autoridades electorales como a la ciudadanía.  Cabe mencionar que desde entonces, Lenin Carballido se encuentra prófugo.

Caray! Si de por sí es un abuso tener gobernantes corruptos, ahora tenemos que lidiar también con gobernantes zombies? Digo, si vamos a tener esta nueva clase de gobernantes, por lo menos que se les aplique la ley como al resto de nosotros los mortales.

HR

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube