Noticias Destacadas
Inicio / México / Republica o Democracia
Republica o Democracia

Republica o Democracia

Desde tiempos de Platón, la democracia se consideraba mala cosa: la dictadura de las mayorías…

Uruapan, Michoacán, El problema de la democracia es que, en las sociedades, las mayorías no suelen ser inteligentes; de hecho, las mayorías tienden a la mediocridad y como consecuencia, tienden, por identidad, a elegir mediocres como dirigentes, líderes y gobernantes. En otras palabras, las mayorías no eligen a los más sabios o preparados, eligen a los que son como ellos… Es por eso que la democracia no resolverá los problemas nacionales, por más vueltas que le demos, la democracia tenderá a la vulgaridad, a la ordinariez, a la medianía.

Ante esta realidad, llama la atención el énfasis que ponemos las sociedades modernas en la democracia, cuando la solución no está ahí, está en las leyes y en las instituciones, que a partir del pacto social que representa La Constitución, construimos… ¡No!, no nos equivoquemos, la democracia y la república no son antagónicas, no están peleadas, simplemente que una no reemplaza a la otra. La República puede y en mi opinión debe ser la casa de la democracia; para así construir una democracia que se modera o matiza mediante la representación para evitar la mediocridad y que se regula con leyes que en lo público norman el actuar de ciudadanos diferentes, únicos, individuales… En otras palabras, la manera de construir una convivencia civilizada entre diferentes, es poner reglas de convivencia en lo que compartimos lo público, y dejar para lo privado lo que nos diferencia, nos confronta o nos separa; de esa manera se puede construir una sociedad que siendo diversa, comparta objetivos e identidad nacional, mediante la igualdad y equidad que nos dan las leyes y las instituciones que rigen la vida pública.

Es por lo expresado, que en México, el énfasis que se ha puesto en la democracia, olvidando los conceptos republicanos de ley e instituciones, nos está destruyendo, mientras como monos de circo nos distraemos en contiendas electorales y fincamos nuestras expectativas de cambio y direccionamiento nacional en el futuro, en lugar de actuar en el presente para resolver nuestras diferencias y los problemas… Es en este contexto que vemos la pelea de lavadero de las izquierdas y la del PAN, como una lucha a futuro por controlar los partidos. Nadie habla de la solución de diferencias o de enfrentar los problemas ¡No!, la mayoría habla del control de presupuesto que da poder, para preparar  contiendas por el cambio de dirigencia, y al hacerlo posponen, como se pospone todo en México y así, no resolvemos y nos hundimos en lo que parece una pendiente sin fin, construida con una intención: destruir el Estado Nación y dejarnos en estado de indefensión ante, en mi opinión, intereses ajenos a México.

Hace algunos años, estaba como Presidente de USA, Bill Clinton y como Vicepresidente, Al Gore, al tiempo que en México gobernaba Ernesto Zedillo, en ese contexto se dio una cumbre internacional en Malasia que tenía como Primer Ministro a Mahathir bin Mohamad, un nacionalista que gobernó de 1981 al 2003. En esa “Cumbre”, Al Gore y Ernesto Zedillo, que asistieron, criticaron fuertemente la falta de democracia en Malasia, ya que su régimen de gobierno, parlamentario, no estaba abierto a “elecciones” como las que tenemos en México, es decir, las mayorías no elegían a los gobernantes en Malasia, sin embargo, el nivel y calidad de vida de los malayos era superior al de México y el desempeño económico más sólido que el de Estados Unidos…

Hoy, Malasia ha migrado hacia un sistema más incluyente y “democrático”, al tiempo que en proporción directa, su economía decae y creo saber la razón:… Los sistemas “democráticos” como el mexicano, se sustentan en la elección mediante voto directo de los ciudadanos, de sus gobernantes y representantes, es decir, los miembros del poder ejecutivo y legislativo son elegidos por voto directo de la población, lo que en automático convierte a las elecciones, en una competencia económica, ya que la forma de comunicar las virtudes de partidos y candidatos es mediante la publicidad, la que cuesta dinero,… mucho dinero. En otras palabras, en México no podemos, al margen de la partidocracia que nos impone a los candidatos que quieren, elegir a los mejores hombres y mujeres, ni para gobernarnos, ni para legislar, menos para impartir justicia. Para ser candidato en México se necesita tener mucho dinero o contar con el apoyo de gente de dinero, lo que en automático corrompe nuestro sistema electoral y democrático,… y obviamente da poder a quienes tienen el dinero para financiar las campañas, lo que me lleva al: ¿Por qué USA estaba interesado en que Malasia abriera su modelo electoral a elecciones “democráticas”?… En mi opinión, para controlar el gobierno malasio (como al mexicano) al intervenir con dinero y poder político en la selección y elección de candidatos ¿Y Ernesto Zedillo?, pues, opino que porque estaba (y está) al servicio de los gringos… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube