Noticias Destacadas
Inicio / Derechos Humanos / Soberanía Municipal
Soberanía Municipal

Soberanía Municipal

Soberanía Municipal

 

santiago_rufoMi Santias; ¿lindo pleito de lavadero que tuvieron el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, con el presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco?…

S- El pleito era por el poder, ya que al no poder el Gobernador Graco contener la criminalidad, dado que tiene aspiraciones presidenciales por el PRD, no sabe qué hacer con el Cuau que le brincó las trancas y le dijo que en Cuernavaca no requieren los servicios de los inservibles policías del Mando Único de Morelos; lo que exhibió al gober Graco como un inútil, que en mi opinión si lo es; muestra de ello es que con todo y su Mando Único, los dizque narcos asesinaron a la alcaldesa de Temixco. En otras palabras, el Sr. Gobernador no pudo garantizar la integridad física de la alcaldesa y le dieron matacuaz los malandros; lo que le da la razón al “Cuau”, el Mando Único de Morelos no sirve para una fregada… De ahí el drama de que el Cuau recule y siempre sí acepte el Mando Único.

R- Guarf, guarf, guarf, si no fuera porque se “echaron” a la alcaldesa, el asunto sería de risa, mi Santias. Como viejas de vecindad el Gobernador de Morelos y el Alcalde de Cuernavaca se pelean por el mando policiaco y pretenden lucirse ante los medios.

S- El asunto no es tan simple, perro, deja y cito a Alexis de Tocqueville, quién concluye que la independencia municipal es “la consecuencia ineludible del principio de soberanía popular”. Por otro lado, el constitucionalista Arnaldo Córdova afirma que la connotación jurídica de “pueblo” “no es unitaria, sino que expresa la integración de muchos pueblos” que, “formando sus comunidades políticas decidieron fundar la federación mexicana”. Por ello, concluye, “la verdadera cuna de la soberanía popular se da en el municipio”, que es “el pueblo reunido en su comunidad originaria”.

En otras palabras, el tema a discusión tiene que ver con poder y gobierno y consecuentemente con la vida social de los ciudadanos y el derecho que tenemos a elegir quienes nos gobiernen, para bien y para mal. De cómo terminó este pleito de lavadero, se definirá el camino que seguirá la estructura nacional, en donde me temo, el Presidente EPN y compinches buscarían un control centralizado para poder arrear a los borregos que conformamos, en mi opinión: ¡El pueblo de México! Hoy, por lo expuesto, al margen de capacidades y experiencia política del “Cuau”, estaba de su lado porque lo que defendía era el derecho del pueblo, representado en el municipio, de decidir su forma de gobierno y derivada de ello, la forma de administrar recursos y de garantizar la seguridad.

R- Guarraguauuu, mi Santias, parece entonces que coincides con el Lic. Lic. Mario Maldonado Mercado, Asesor en Reforma del Estado quién expresó en el Foro temático sobre Federalismo Guadalajara, Jalisco, el 25 de Junio de 2007: “Sabemos que la historia de nuestro país  reconoce que el origen del municipio es de formación natural y anterior a la formación del Estado nacional y de los estados que conforman la Federación, que el municipio representa por definición, el derecho de la ciudad y de los ciudadanos dentro del Estado, así como, la autoridad  más próxima, que es reducto del gobierno propio de los pueblos, y a la vez, una forma espontánea y primaria de la organización comunal,  reconocido éste como el primer espacio de la lucha no sólo por la autonomía local, sino por la misma democracia en contra del Estado autócrata.

En ese sentido, sí el municipio es todo eso, entonces sí el Estado Nacional, comprendido por la Federación, estados y municipios, es depositario de la soberanía y esta soberanía se expresa a través del voto popular en elecciones federales, locales y también municipales, por qué entonces en la Constitución sólo se reconoce al poder federal y al poder estatal como órganos que la ejercen, ¿qué sucede con el poder municipal?”

S- Ese era el punto de la discusión, mi Rufo: ¿Qué sucede con el poder municipal y hasta donde los estados y la federación buscan abrogarse derechos que no tienen, para controlar y dirigir a los municipios? De ese tamaño es la discusión entre Graco, un minúsculo gobernador perredista en Morelos y el “Cuau”, un alcalde ciudadano que se cree, como debe ser, que tiene el mandato del pueblo para gobernar con el compromiso expresado en campaña y avalado en las urnas por los electores…

R- Guauuu y ahora que el Cuau reculó ¿Qué viene?

S- Viene que gobernadores como lo fueron Granier en Tabasco, Vallejo y Godoy en Michoacán, Moreira en Coahuila, Yarringtón en Tamaulipas, Herrera en Veracruz, Oliva en Guanajuato, Padrés en Sonora y Villanueva en Quintana Roo, entre otras fichitas, tendrán el mando unificado de las policías, por lo que el pueblo, que no tiene acceso a ellos, con leyes que les dan impunidad a conveniencia (y negociación), no le queda más que la dieta de ajo y agua, a joderse y aguantarse… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube