Noticias Destacadas
Inicio / Noticias / Sobre este asunto de vivir
Sobre este asunto de vivir

Sobre este asunto de vivir

Santiago y el Rufosantiago_rufo

Auuu, mi Santias: me gustó tu artículo del fin de semana sobre la espiritualidad, sin eso, Uds., la raza humana, son iguales a los perros…

S- Por venir de ti, mi ínclito canino, eso de que los humanos sin espiritualidad somos iguales a los perros no lo tomo como ofensa.

R- Grrr, mal harías en ofenderte, ya que casi es una flor. No creas que para los perros, igualarnos a los humanos, es un orgullo. Uds. son los únicos seres vivos que ponen en riesgo nuestro hábitat, que se autodestruyen y que matan por placer o por intereses económicos; en el reino animal, solo se mata en defensa propia o para sobrevivir, para alimentarse, además de que respetamos a los de nuestra raza, no en balde el dicho de que: perro no come perro;… en cambio Uds. los humanos, se regocijan agrediendo a los de su raza ¡Piénsalo!, la raza humana es la única que ha inventado la esclavitud como forma de beneficiarse del trabajo ajeno.

S- ¡Tienes razón, perro! ¡Cierro pico!

R- Auuu, aún así, con todas esas deficiencias y perversiones, como perrito reconozco que la capacidad del Ser humano le puede llevar a estadios de conciencia superiores, que les permiten alcanzar la plenitud… Lo interesante o anecdótico es que no lo hacen y la mayoría de los humanos prefieren quedarse en niveles de conciencia similares a los de la mayoría de los animales y manejarse instintivamente,… o peor aún, retroceder… Es como si la evolución les pesara y prefirieren dejar de lado su potencial de raciocinio, de pensamiento, de análisis y de reflexión.

S- No puedo más que coincidir contigo, mi Rufo; por razones que desconozco, a pesar de la capacidad que tenemos para razonar, la mayoría de los humanos decidimos no usarla y así, dejamos que nos dirijan como borregos, o creemos cuanta estupidez nos dicen quienes se presentan como ungidos o iluminados.

R- Grrr ¡Pues sí!, de hecho ese es el fundamento de la mayoría de las religiones, agarrarse a sus pendejos que les creen todo y les siguen sin razonar, sin ser capaces de hacer un análisis crítico. Tal parece que, siendo un hecho el don del raciocinio que el Creador puso en cada uno de Uds., los humanos decidieran claudicar del mismo y así, no pensar.

S- ¡Así es!, dos pandemias frenan el desarrollo social, la decisión de no razonar, y la incapacidad, a partir de esta decisión, para vivir nuestras vidas con plenitud. En una palabra ¡No sabemos vivir!; de ahí la importancia de la propuesta de retomar la espiritualidad, mi Rufo, como único camino para recuperar la integralidad de las personas a través de un desarrollo completo, acorde con nuestra humana naturaleza.

R- Guarraguauuu, comparto tu dicho, ese es el camino, el del desarrollo humano como fundamento del desarrollo social y de la construcción de un modelo socio-económico humanista. En otras palabras, el único camino para retomar la humanidad perdida en los modelos de convivencia y en la economía, es desarrollar la espiritualidad en cada persona… Es, para resumir, formando ciudadanos plenos, responsables y conscientes como lograremos resolver nuestros problemas.

S- Lo que se logra en las cuatro etapas de la vida, mi Rufo: 1.- Aprendizaje, 2.- Ser productivo, 3.- Consolidación y maduración, y 4.- Integridad y sabiduría; y que nos lleva a la conclusión de que este asunto de vivir es un proceso hacia el desarrollo que conduce a la plenitud que proporciona la felicidad… Pero ojo, la felicidad solo se puede alcanzar con valores de bondad, quién es mala persona no puede ser feliz ¡Así de simple!;… pueden tener placer quienes son malosos y sentir alegría por quitarle algo a alguien, pero eso no es felicidad. Recordemos, el placer es temporal, la felicidad es integral, se vuelve parte de uno. El placer deja, una vez que termina, vacíos y frustración, la felicidad da plenitud, nos llena, se vuelve parte de nosotros, es permanente… De ahí la necesidad de educar e nuestros hijos en su desarrollo espiritual, para que sus búsquedas sean acordes con su humana naturaleza que tiende a la perfección a través del amor, y no a la satisfacción momentánea a través del placer que nos degrada.

R- Guau, lo dijiste bien mi Santias, el camino de cada raza, incluida la humana, es el de encontrar su propia identidad, cosa que los humanos no han hecho, lo que nos lleva a la destrucción en donde, de pasada, joden a todo ser vivo, vegetal o animal, ya que destruyen el entorno y destruyen el mundo en donde todos habitamos.

S- De ahí la urgencia, mi Rufo, de que entendamos que debemos aspirar a ser felices, reconociendo que la felicidad es un estadio de conciencia  que no depende de nada ni de nadie, pero que no llega solo, sino que tenemos que trabajar en nosotros mismos para que surja lo que nos es natural, el ser felices al vivir de acuerdo a nuestra humana naturaleza… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube