Noticias Destacadas
Inicio / Latin America / Sobrepoblación-Siria-Muerte
Sobrepoblación-Siria-Muerte

Sobrepoblación-Siria-Muerte

Hablando en Serio

“Sobrepoblación-Siria-Muerte”

Hay una relación directa entre la intervención de USA y la muerte; ya sea por guerras, empobrecimiento de pueblos o financiamiento de guerrillas.

También hay una relación directa entre los problemas sociales y la sobrepoblación… Y ya encarrerado, también hay una correlación directa entre el hambre y la pobreza, con el modelo neoliberal abusivo y gandaya; como la hay entre la problemática de México y la corrupción de la clase política, empresarial y gobernante,… salvo honrosas excepciones.

Impactante la foto de Aylan, el bebé sirio ahogado, ahora todos se vuelven humanistas y abren las puertas a refugiados ¡Bueno!, hasta instituciones y clubes deportivos aportan fondos para los desplazados; sin embargo esto no es nuevo; millones de personas han muerto durante años y todos nos hemos desentendido;… hasta que la foto de un niño muerto, en una playa, movió corazones e intereses. ¡No!, no es el primer niño muerto; miles de palestinos, niños incluidos, han sido víctimas de los ataques israelíes, como cientos de israelíes han sido víctimas de balazos y bombas palestinas… Hoy mismo, en México, hay miles de niños que pasan hambre y frío ante la mirada distraída de todos ¡Sí!, de todos esos que hoy rasgan vestiduras y claman por humanidad ante la foto del niño palestino ahogado, incluido tu, estimado lector… ¿Qué será más doloroso y dramático, un niño palestino ahogado o un niño mexicano que muere de hambre lentamente? No tengo respuesta, lo que sí sé es que el niño mexicanos, por identidad y cercanía es el que debería preocuparme; pero no me preocupo porque no está en una foto que recorre el mundo, ni es plática de café… En otras palabras, en la deshumanización que hoy vivimos, preocupados por el tamaño del ridículo que hace la selección mexicana dirigida por el Tuca, la muerte por hambre de niños mexicanos no me importa, no es mi problema, volteo para otro lado y no me interesa porque no es tema de “moda”; como en el fondo la muerte del niño sirio tampoco me importa, porque si me importara algo habría hecho para que no sucediera y ni los hice, ni lo voy a hacer. La distancia con Siria y mi desconocimiento de su problemática, me imposibilitan para hacer algo, lo que además es una buena justificación para hacer nada… El niño que muere de hambre en México es otro tema, por ese si puedo hacer algo, pero implica un esfuerzo y que me salga de mi zona de confort o que de plano tome riesgos y la verdad, prefiero no hacerlo, así que para poder dormir tranquilo, escojo ignorar la muerte por hambre de niños mexicanos y así vivo bien; si vivir como marrano, preocupado de tragar, aparearme, tener coche del año y dormir se puede llamar vida.

Sabemos del daño mundial e histórico que han causado los Estados Unidos de Norteamérica con su política de policías del mundo y agandalle de riquezas ajenas, pero les veneramos y obedecemos, sabemos que tenemos un Presidente corrupto, pero le aplaudimos en su informe, sabemos que el modelo socio económico llamado neoliberal trae depredación, pobreza y muerte, pero seguimos consumiendo y festinando a supuestos emprendedores que en el fondo son depredadores beneficiaros del sistema. No es casualidad que el hombre más rico de México haya amasado parte de su fortuna al beneficiarse con la compra “dirigida” del monopolio telefónico estatal, como hoy el valor de Higa crece bajo el amparo de las marranadas que hieden desde Los Pinos o como Oceanografía, durante el calderonato, creció bajo la sombra azul del gobierno de Felipe iluminado por la “Estafa de Luz” y manchado por la impunidad otorgada a los asesinos de estudiantes del TEC de Monterrey…

A todo ello añadamos la sobrepoblación. No se necesita ser un genio para entender que el planeta, por ser redondo, tiene una capacidad limitada para sostener la vida. Sigamos jugando a reproducirnos a lo pendejo y pagaremos el precio con hambre, sed y muerte ¡Todos!… ¿El camino? ¡Despertar! ¡Razonar! y actuar en consecuencia organizándonos en forma inteligente y retomando los valores que nos definen como humanos, para que al dejar de ser bestias que acumulamos riqueza, podamos construir una sociedad que respetuosa del entorno, nos permita vivir en paz y armonía de acuerdo  nuestra projimal naturaleza… ¡Así de sencillo!

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube