Noticias Destacadas
Inicio / Latin America / Tierras Comunales
Tierras Comunales

Tierras Comunales

Hablando en Serio

“Tierras Comunales”

La tierra es vida, alimento, religión, hogar, identidad… ¡La tierra no debe ser mercancía!,… ni propiedad de unos cuantos.

Cito a Ricardo Flores Magón en su artículo: “Tierra”, escrito en 1910: “La tierra forma parte del cielo; la humanidad, por lo mismo, está en el cielo. No hay que levantar la vista con la esperanza de encontrar la felicidad detrás de esos astros que embellecen nuestras noches: la felicidad está aquí, en el astro Tierra, y no se conquista con rezos, no se consigue con oraciones, ni ruegos, ni humillaciones, ni llantos: hay que disputarla de pie y por la fuerza, porque los dioses de la tierra no son como los de las religiones: blandos a la oración y al ruego; los dioses de la tierra tienen soldados, tienen polizontes, tienen jueces, tienen verdugos, tienen presidios, tienen horcas, tienen leyes, todo lo cual constituye lo que se llama instituciones, montañas escarpadas que impiden a la humanidad alargar el brazo y apoderarse de la tierra, hacerla suya, someterla a su servicio, con lo que se haría de la felicidad el patrimonio de todos y no el privilegio exclusivo de los pocos que hoy la detentan.”

Los conquistadores españoles, que no eran más que una runfla de rateros, vividores, depredadores, oportunistas y mal vivientes, al igual que los señoritos del crimen organizado y no muy diferentes del gabinete peñista (o crimen desorganizado) o de los gobiernos de los duarte´s, Borge, los medina´s en Nuevo León, los vallejo´s o los moreira´s, incluido Padres, Godoy, Granier y “los presidenciables” ¡Já!, Graco, Moreno Valle y Silvano y tanto lumpen que en mi opinión pulula en la política mexicana y no tienen más objetivo que el bienestar personal y el de su grupo, corriente o pandilla; sin embargo hubo una gran diferencia entre los depredadores españoles, mal llamados conquistadores y las lacras de hoy; los “conquistadores” tenían una visión más inteligente, fue así como: “La institución del municipio español se implantó en los pueblos indígenas de América en el siglo XVI. …El desarrollo de los ayuntamientos se sustentó en los bienes que, para remediar las necesidades públicas, les concedió el rey. …La propiedad de las tierras comunales: Desde el principio, la posesión y el cultivo de la tierra significaron el principal factor formativo de los bienes comunales.”

Imaginemos, como hoy sucede, que millones de mexicanos están sin educación, sin tierra y sin capital para poner un negocio ¿Que tenemos?: 1.- Tenemos una situación inmoral, no puede ser que una persona nacida pobre no tenga un camino para vivir (y comer) con la dignidad de persona. 2.- Tenemos un problema social, esa persona, en muchos de los casos, no todos, va a tener que delinquir para sobrevivir. 3.- Tenemos un costo socioeconómico, a esa persona le tenemos que “dar” para subsistir y así tenemos decenas de programas asistencialistas para darles algo a los pobres y tenerlos tranquilos, bueno, y de pasadita que voten por el candidato del gobierno dadivoso; pero ojo, no vayan a creer que esa es la intención. 4.- Al no tener nada, pues por simple instinto y como recurso para tener unos momentos de alegría e intimidad, pues los pobres se dedicarán a “coger” y a tener escuincles a lo pendejo, con lo que el futuro se vuelve más sombrío pues la problemática, en lugar de resolverse, crece y más si el gobierno les da incentivos para tener más escuincles mediante programas de becas y ayudas económicas por cada hijo que tengan.

Ahora volvamos a los españoles “conquistadores”: “Dotación de tierras comunales de la corona española: Para impulsar el desarrollo de las poblaciones en que se había congregado a los indios dispersos, Carlos V encargó a los prelados de la Nueva España que formularan su parecer sobre los recursos que juzgaran más convenientes encaminados al mismo fin. En 1546: Con base en sus acuerdos, en el dictamen del Consejo de Indias y los informes de varios religiosos, se resolvió conceder a las poblaciones indígenas la mayor comodidad de aguas, tierras y montes, entradas y salidas, labranzas y ejido de una legua de largo donde los indios, con exclusión de los españoles, pudiesen sustentar sus ganados…” Así es, los españoles, en lugar de programas asistenciales y de mendicidad, entregaron tierras comunales para que cada individuo (indio), pudiera vivir (no necesitaba robar) y además, aportara impuestos a la corona, con lo que el estado se consolidaba en un entorno de paz. Es decir, los indios despojados por los “conquistadores”, en lugar de volverse problema se convirtieron en solución al dotarles de tierras para su subsistencia… ¿Qué parte de hacer las cosas en forma inteligente es la que no entienden nuestros políticos y gobernantes de ahora?, obvio, salvo honrosas excepciones. ¡Entendamos! ¡El camino del desarrollo es transitar a los pobres del sector asistencial al sector productivo!… ¡Así de sencillo!

Las gracias por su trabajo: Las tierras comunales indígenas de la Nueva España en el siglo XVI, a Delfina E. López  S. Arrelangue.

Un saludo, una reflexión.

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube