Noticias Destacadas
Inicio / México / Votar o no votar
Votar o no votar

Votar o no votar

Santiago y El Rufo

“Votar o no votar”

Mi charla semanal en radio “nicolaita” de la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo terminó con una pregunta: ¿Ud. Va a votar?…santiago_rufo

S- Mi respuesta fue confusa: “Lo estoy pensando, aunque, votar por quienes nos van a robar,… como que no tiene mucho sentido”

R- Guauuu, coincido contigo, mi Santias. Los políticos tienen dos formas de robar; una simplemente haciendo tranzas, que van desde cobrar comisión por asignación de contratos de “obra”, pasando por una gama de triquiñuelas financieras que incluyen: echarse a la bolsa dinero destinado a otros menesteres, desviar dinero presupuestado a proyectos de interés particular o de grupo, usar bienes de la nación para fines personales, cargarle gastos personales al erario, recibir dinero mal habido para campañas y luego “pagar compromisos” dando permisos, por ejemplo de casinos, adquirir bienes a nombre de parientes o de una esposa que recibe créditos millonarios sin tener trabajo, desviar recursos públicos para pagar campañas políticas, “bajar” recursos públicos y cobrar “moche”, inflar facturación para que el remanente se deposite, por parte del proveedor, en cuentas personales del funcionario,… y la otra forma de robar: simplemente cobrar un sueldo por no hacer nada o cobrar por algo que no se sabe hacer, es decir, cobrar u obtener un hueso para recibir un salario por un servicio que no se puede (incompetente) o no se quiere (güevón) prestar.

S- El problema nacional, mi Rufo, es que salvo honrosas excepciones, nuestros políticos cojean de una u otra pata, es decir, roban directamente o simplemente cobran por algo que no saben o no quieren hacer.

R- Grrr. Es por eso que yo no veo mal el abstencionismo, mi Santias; votar por alguien que sabes que, directa o indirectamente te va a robar, es un contrasentido.

S- Eso lo tengo claro, mi Rufo; el punto es que si no salgo a votar, le doy más fuerza a los partidos que “usan mapaches electorales” o “compran” votos; es decir, los que tienen “clientela electoral cautiva” tienen más oportunidades de ganar si menos electores asisten.

R- Guauuu, ahí quería llegar, imagina mi Santias que solo sale a votar un 30% del electorado, ¿quién ganaría la elección?

S- Dependería de la región o estado; creo que en el D.F. ganaría el PRD, que en Guanajuato ganaría el PAN y que en Chiapas ganaría el PRI con su rémora, los tramposos del Verde. Y si no ganaran esos partidos, es decir, si saliera un 100% del electorado a votar, ¿quiénes ganarían la elección?

S- Creo que los mismos, excepto en algunas regiones y municipios, por ejemplo, creo que Iztapalapa lo ganaría Morena, que Guadalajara Movimiento Ciudadano, Nuevo León lo ganaría El Bronco y de manera simbólica ganaría el P.T. algunas elecciones de pequeños municipios o un mínimo de diputaciones, lo mismo que el Panal y los demás partidos de la chiquillada, que en su mayoría pueden hasta perder el registro.

R- Grrr. Ahora te hago la gran pregunta: ¿y si ganaran los partidos pequeños o el PRD o el PAN le arrebataran Michoacán al PRI, les iría mejor a los ciudadanos?

S- ¡Ah, jijos!, creo que sería lo mismo, salvo honrosas excepciones, los candidatos no pintan ya que dependen de sus partidos y de sus “compromisos”, y más en los partidos pequeños que son prácticamente franquicias familiares o de un pequeño grupo, ahí hasta parte del sueldo tienen que dar.

R- Auuu, parece entonces que da lo mismo si vas a votar que si no, ya que siendo los partidos políticos la misma gata revolcada, nada resuelves cambiando de color, ya que el problema central es el modelo socio-económico neoliberal y no veo manera de que este cambie con los políticos mañosos, convenencieros y medrosos que hoy militan en los partidos o fuera de ellos… ¡Así de sencillo!

Un saludo, una reflexión.

 

Santiago Heyser Beltrán

Escritor y soñador

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube